Los espíritus que rondan la quebrada La Ayurá

Historias de terror en la quebrada La Ayurá de Envigado

Los espíritus que rondan la quebrada La Ayurá

Vecinos de la quebrada La Ayurá, en Envigado, hablan sobre figuras que se ven en esta canalización, que se pierden en medio de las rocas y árboles.

“Pensé que eran habitantes de calle o personas que se metían a la canalización para consumir drogas, hasta que vi con mis propios ojos cómo un hombre desaparecía, como si se metiera en una de las rocas”, nos cuenta una vecina del barrio Uribe Ángel, quien revive las historias de un municipio que aún gusta de estos relatos paranormales, mitos y leyendas.

Otro de los vecinos, incrédulo él, dice que “son puros cuentos de la gente que quiere llamar la atención. He vivido por acá desde hace muchos años y nunca he visto un fantasma en la quebrada. Mucho drogadicto, sí”.

Le sugerimos: Los fantasmas que aún se sienten en la Casa de la Cultura de Envigado

La creencia

Se han registrado algunas muertes en esta importante quebrada de Envigado. De las que más hablan los vecinos fue una presentada en 2015 y, otra, en 2018. Residentes de El Salado, Chinguí, Camino Verde, Uribe Ángel, Mesa y Las Vegas tienen sus propias creencias, las mismas que hacen referencia a los cadáveres encontrados en años anteriores. “Son energías que pueden deambular por la zona porque creen que aún tienen vida. En varias ocasiones puede suceder que se vean esas siluetas o figuras, a las que llamamos fantasmas, esas que yo he visto en la canalización de La Ayurá”.

Según la teoría de Manuel Uribe Ángel, seguida por las autoridades ambientales, Ayurá responde al nombre de ‘perico ligero’, lo que hoy conocemos como el oso perezoso. Un afluente que también, según la leyenda, hacía que las mujeres indígenas fueran más fértiles al bañarse en sus aguas.

No se pierda: La aterradora historia del bar Cuenca en El Poblado

En la historia moderna, esos mitos y leyendas, aunque quedan en los valiosos libros de historia, se han transformado. Los espíritus, fantasmas y lo que llamamos popularmente como espantos, están a la orden del día en Envigado.

La quebrada La Ayurá, considerada como el corredor verde más importante del municipio y hábitat de diversas especies de flora y fauna silvestre, ha sido testigo de tragedias que muchos no quieren recordar. “Gente que se ha quitado la vida allá adentro, personas que se han accidentado o habitantes de calle que se los lleva la corriente en épocas de invierno. Acá la gente no habla de eso, pero cosas sí pasan”, dice uno de los vecinos de Camino Verde, quien no quiso que reveláramos su nombre.

Lea además:  Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Asimismo, la vecina que nos contó la historia en las líneas iniciales de este texto, asegura que “del hospital salen a deambular esas almas que no saben dónde están. Una noche vi cómo un hombre de bata quirúrgica caminó hasta la quebrada y se esfumó entre las rocas. Eran por ahí las 9 de la noche… y casi me da un infarto de la impresión”.

El frondoso bosque que cruza estos sectores de Envigado y rodean la quebrada, posiblemente, hacen que los vecinos se hagan algunas ideas de figuras que se forman en árboles, rocas u otros elementos de la naturaleza. Este fenómeno psicológico es conocido como pareidolia. “A cada rato veo unas sombras y caras en el bosque, pero me quedo pensando qué demonios será eso, pero mejor no miro hacia allá, especialmente en las noches”, asegura el vecino de Camino Verde.

Le puede interesar: La casona maldita que existió en Castropol

Otra de las historias de los residentes es que se ve a un joven caminando por la canalización, cerca al Hospital Manuel Uribe Ángel, como vagando entre la vida y la muerte. “Lo han visto mucho y desaparece a mitad de camino. Pensamos que es alguien que murió hace unos años de manera trágica en la canalización. Cada que lo vemos hacemos una oración para su eterno descanso”, agrega la vecina.

Historias van y vienen alrededor de La Ayurá, algunos incrédulos y otros insistentes en que los fantasmas existen y transitan por este sector.

Y usted, señor lector… ¿Cree en los espantos? ¿Tiene alguna historia por contarnos? Puede escribirnos al correo gente@gente.com.co y relatarnos su escalofriante anécdota.

Siga leyendo: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Por Daniel González
danielgj@gente.com.co