¿Por qué el primer barrio de Medellín se llamó Belén?

¿Por qué el primer barrio de Medellín se llamó Belén?

La fundación de muchas de las parroquias de Medellín tuvieron repercusiones directas en los territorios, así es como estas tierras que anteriormente eran usadas por varias comunidades indígenas en la época prehispánica llegó a llamarse a Belén en homenaje a la ciudad donde nació Jesús según la religión católica.

Referirse al barrio Belén es hablar de memoria histórica de la ciudad. A pesar de que el sistema de zonas y comunas de Medellín, como lo conocemos actualmente, se consolidó en 1987, hablar de este lugar se remonta a los tiempos incluso de los grupos indígenas que había antes de la conquista española.

Diego Andrés Ríos, sociólogo e investigador de memoria histórica de Medellín, explicó que este territorio tenía una configuración social usada por los indígenas que aprovechaban los caminos para desplazarse a otros territorios. “En lo que conocemos hoy como Altavista había una vía caminable conocida como el camino de Buga que llegaba hasta donde está ubicado el municipio de Ebéjico”.

El sociólogo aseguró que “los barrios no se fundan, la configuración de Belén no es lineal y tuvo varios nombres según su comportamiento. Los centros cívicos que eran las formas de organización social entre 1930 y 1960, existieron en Belén y no solo alrededor del parque sino en otras partes como Las Playas. Esto permite inferir que desde esa época ya existía una configuración barrial, a pesar de que Medellín no estaba dividida en comunas”.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Belén

Por su parte el historiador Daniel Ramírez Mejía, miembro de la Academia Antioqueña de Historia, explicó que Belén “está presente en la historia desde el 10 de agosto 1541, en las crónicas del español Juan Bautista Sardella. Los españoles llegan y llaman a este lugar como Aburrá de los Yamesíes por los grupos indígenas que estaban en el territorio”.

Así era reconocido el territorio donde actualmente queda el parque principal de la comuna 16. “Esta población indígena fue identificada por ser cazadores, recolectores de maíz, frijol, algodón y sal. En 1616 esta zona se convierte en una encomienda indígena llamada Otrabanda de Aburrá, allí se va generando distribución de los poblados debido a ciertos conflictos que se presentaba con la comunidad nativa y los conquistadores”, comentó Ramírez.

Parroquia de Belén en 1910. Foto: cortesía

Le sugerimos: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

Cuenta el historiador que el primer reporte para llamar Belén a este territorio fue en 1814 cuando era conocido como Belén de Otrabanda o Sitio de Guayabal. Mientras que en 1830 recibe el nombre actual gracias al legado católico de los colonizadores españoles que se encontraron con nuestros ancestros.

El lugar tomó el nombre bíblico de la ciudad donde nació Jesús, mismo nombre que tomó la parroquia del lugar y este era considerado como un municipio o pequeña ciudad aparte de lo que era Medellín.

Lea además: Vecinos hacen fanzines para contar historias en los parques de Belén

“Cuando se inician las obras del puente de Guayaquil en 1858 se integra a Belén con la ciudad y se le reconoce como un barrio propio. Comenzaron a llegar familias importantes a las casas de los alrededores del parque y la parroquia como los Cuartas, Pérez, Tirado, Mejía y los Arango”, comentó Daniel Ramírez.

El cambio urbanístico en este sector se dio a principios del siglo XVIII donde las tierras de Otrabanda pasaron de ser fincas y terrenos inundados a caseríos y la conformación de los barrios.

El sociólogo Diego Andrés Ríos resaltó que a partir de 1940 Belén comienza a ser identificado como un barrio que era propicio para el desarrollo industrial.

Visite también: Estos son los lugares más emblemáticos de Belén para hacer turismo

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos: Colectivo Yamesíes del Patrimonio comuna 16 y archivo El Colombiano.

(Visited 3.890 times, 1 visits today)