“Sí va a trabajar aquí, pilas con la mona en la Universidad de Medellín”

“Sí va a trabajar aquí, pilas con la mona en la Universidad de Medellín”

Estudiantes y empleados que frecuentan el bloque 9 de la Universidad de Medellín, donde se encuentra el centro de producción de televisión, han sido testigos de los extraños sonidos y acontecimientos paranormales que ocurren, especialmente a quienes se quedan hasta tarde en el lugar una extraña presencia los ha de atormentar.

Un silencio absoluto recorre los pasillos y oficinas del bloque 9 de este centro educativo ubicado en Belén, edificio que fue construido en 1999. Son varios los relatos de empleados y estudiantes que sienten presencias extrañas, les mueven objetos o escuchan ruidos de sillas moviéndose sin que haya más nadie en el lugar.

Cuenta Sergio Castaño, coordinador de postgrados de la facultad de comunicación en la institución, que hace un tiempo trabajó en este lugar y varias veces se sintió intimidado, como si alguien lo estuviera observando, mientras esperaba para recibir los equipos de producción hasta altas horas de la noche.

Le sugerimos: Vecinos de Belén Los Alpes aseguran que hay un fantasma en el parque

“En el 2014 yo era el encargado de la bodega donde se guardan los equipos de producción. En ese tiempo se grababan unos documentales en varios departamentos y el equipo llegaba muy tarde. Un día tenía que recibir unas unas cámaras a las 10:00 p.m. Estaba tranquilo pero solo hasta que pasé la puerta de vidrio de la entrada, pensé en qué estaba haciendo solo en ese lugar“.

Sergio estaba un poco nervioso, sin embargo atravesó 2 pasillos oscuros para llegar a la bodega y se encerró en una oficina, mientras esperaba a sus compañeros de producción para recibir los equipos.

“Todas las luces estaban apagadas, no había más nadie en el lugar. En ese momento tuve miedo, sentía que por los pasillos había algo, una energía pesada… Algo me observaba y me sentía incómodo. Tuve que salir de la oficina”, comentó.

Mientras atravesaba el corredor Sergio pasó por uno de los baños y el bombillo se encendió solo. De inmediato salió corriendo hasta la salida para buscar a un vigilante.

De interés para usted: El espanto de la Casa Amarilla en Laureles que no dejó en paz a un vigilante

“Yo soy muy devoto así que me eché la bendición varias veces y comencé a orar: Dios mío bendito, baño en tu preciosa sangre este lugar, que nada malo me pase y que si hay algo aquí que no atente contra mi”, contó Sergio Castaño.

Cuando llegaron sus compañeros, el estudiante les contó sobre la experiencia vivida y otro de sus compañeros dijo que le había sucedido algo similar. Solo que esa vez en el lugar donde se encendió el bombillo solo, había uno de estos adoquines, que se utiliza en las oficinas de la universidad para cuñar la puerta. “Fue muy extraño verlo en la mitad del pasillo”, señaló.

Lea además: Historia de terror en una casa de la calle 10 de El Poblado

“Al siguiente revisaron las cámaras de seguridad y me gozaron porque cuando la luz se encendió yo pegué un brinco y empecé a rezar. Indagando es que hay un mito sobre una presencia extraña y se conoce como la mona. Al parecer es una mujer de cabello rubio que hace presencia en este lugar y al que vaya de noche le pega su susto“, comentó Sergio Castaño.

Cuentan otros de los empleados del lugar que sienten presencias extrañas, como si estuvieran siendo observados mientras hacen su trabajo, escuchan como se mueven las sillas y sienten que en algunas de las oficinas hay una energía pesada. Por esta razón  es que hace un par de años un sacerdote realizó una misa desde el lugar, con el fin de limpiar malas energías.

Visite también: Los misterios que esconde el Parque Biblioteca de Belén

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos: Alexis Carrillo Puerta

(Visited 3.456 times, 1 visits today)