Mario, el tatuador que durante la cuarentena descubrió su talento para retratar mascotas

Mario, el tatuador que durante la cuarentena describió su talento para retratar mascotas

Mario, el tatuador que durante la cuarentena descubrió su talento para retratar mascotas

Conozca la historia de este joven de 25 años de edad, que hace tatuajes realistas, pero que durante el confinamiento por el covid-19 se dedicó a pintar perros y gatos en acrílico sobre lienzo.

No se pierda: María José hace “piezas de arte comestibles”

Con el motor de un carro, una extensión de luz, una cuchara, un lapicero y tinta china, Mario Rivera hizo su primera máquina para tatuar.

Recuerda aquellas épocas y se apena, incluso hasta se preocupa, pues a más de uno le dejó una marca en la piel que parece de todo, menos un buen tatuaje.

A esta industria, Mario llegó de la manera más inesperada. Él era uno de esos adolescentes a los que les iba regular en el colegio porque, además de manifestar desinterés, se la pasaba dibujando en los cuadernos.

Lea además: Hace 56 años Hildebrando creó la primera galería de arte de Medellín

“Y no es por nada, pero lo hacía muy bien”, por eso fue que un amigo, que debutó como tatuador, le pidió que le ayudara con los diseños de sus clientes.

“Ninguno de los 2 tenía idea del proceso. Sin embargo, le empecé a colaborar. Él me animó a tatuar y aunque al principio me negué, porque no me gustaba, ahora soy yo el que, desde hace 5 años,  se dedica de lleno a esto”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ▪️Mario Rivera | Tattoo (@marioriverac) el

Antes de experimentar sobre la piel de alguien más, Mario se tatuó un par de letras “mal hechas” que todavía conserva, como símbolo de agradecimiento a sus inicios en el arte.

Recuerde: Hernán, el vecino que se hizo popular entre los artistas más importantes de Colombia

Si bien admite que sus primeros trazos no fueron los mejores, expresa que con la máquina profesional la técnica le fluía de tal manera que ya le era más fácil manejar las agujas que el carboncillo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ▪️Mario Rivera | Tattoo (@marioriverac) el

También: Estas cartas para equilibrar energías salvaron su negocio

Este vecino se hizo a punta de práctica y tutoriales. Hoy en día trabaja en un estudio de Envigado y su fuerte son los tatuajes realistas (rostros y animales) a color y en sombras.

Pero con la llegada de la pandemia y ante la imposibilidad de trabajar, se dedicó a lo que más le gusta y no hacía por falta de tiempo.

“Hace 2 años me metí a clases de pintura y me aburrí, pero compré unos bastidores y unos acrílicos para ensayar en casa… Cuando empezó la cuarentena los saqué y a penas subí mi primer cuadro, un amigo me pidió que le retratara a su mascota“.Otros conocidos también se antojaron.

Le interesa: Sara dona su voz a afectados por la pandemia

Por ahora ha inmortalizado a 15 peludos y asegura que la pintura le ha servido para mejorar sus tatuajes.

“En este momento ya volví al ruedo (estaba que me tatuaba), eso sí con todas las normas de bioseguridad, menos mal la agenda está llena hasta noviembre”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ▪️Mario Rivera | Tattoo (@marioriverac) el

Importante: Ellas crearon un sanitario de grama natural para mascotas

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Agosto 6, 2020

Categoría

Artistas, Envigado, Gente

Tags

Animales, artista, blanco y negro, color, coronavirus, covid 19, cuarentena, dibujante, dibujo, dibujos, envigado, historias de cuarentena, lienzo, maquina, oleo, pincel, pintura, realismo, retrato, sombras, Tatto, tatuador, tatuaje, tatuajes