Cumplen 120 años de enseñanzas

Cumplen 120 años de enseñanzas

Cumplen 120 años de enseñanzas

El Colegio de la Compañía de María La Enseñanza celebra su aniversario 120 con programación abierta a toda la ciudad. Conozca su historia y las opiniones de algunas egresadas destacadas.

En medio de un pasillo adornado con fotos antiguas del colegio, una pequeña de ojos brillantes detiene a la hermana Beatriz Acosta y le pregunta: “¿Por qué hay tantas enseñanzas?”. Con un gesto de cariño la rectora le pone una mano en el hombro y le contesta: “Es una sola, pero tiene muchos años”.

Las ideas que dieron origen a este proyecto educativo se remontan al año 1556 en la ciudad de Burdeos, Francia, donde nació Santa Juana de Lestonnac. “Ella podía ver la diferencia entre la educación a la que tenían acceso los hombres y que las mujeres no podían tener”, cuenta la rectora.

Por eso en 1607 fundó la Orden de Nuestra Señora, que luego se llamó Compañía de María. Allí integró sus experiencias de vida con las ideas de su tío filósofo Miguel de Montaigne, de la Ratio Studiorum de los jesuítas y de las escuelas Calvinistas.

En 1783, después de haber pasado por España, México y Argentina, la Compañía de María estableció un colegio en Bogotá y el 28 de febrero de 1899 llegó a Medellín por la iniciativa de Liberata Arango y otras jóvenes que querían pertenecer a la orden. Su iniciativa contó con el apoyo de Monseñor Joaquín Pardo.

Lea también: El guardián de las quebradas de El Poblado

Se ubicaron inicialmente en el centro de la ciudad, en la carrera Tenerife entre Ayacucho y Colombia, donde hoy está la Autónoma Latinoamericana, y en 1954 fundaron la sede de El Poblado en Los Balsos, donde se unificaron en la década de los 70.

Para la madre Beatriz Acosta, quien también es egresada de La Enseñanza y ejerció como rectora durante otro periodo en los 80, el sello de las alumnas que egresan de esta institución es “la responsabilidad, la sensibilidad social, el compromiso, la disciplina y la rigurosidad”.

Además, como apunta Gigliola Zuliani, comunicadora del colegio y también graduada de la institución, “no son mujeres que se quedan con lo que les dan, sino que van más allá, o sea, les gusta poder decidir sobre su vida y con un pensamiento crítico”.

Le sugerimos: ¿Derrumbar el Mónaco es borrar la historia?

Se trata de un enfoque de formación humano cristiana, con un fuerte contenido de proyección social. Como explica la hermana Beatriz, el colegio hace presencia en los 4 puntos cardinales de la ciudad con diferentes proyectos y eso le “da una visión de la sociedad y de la realidad de Medellín, que permite brindar una educación que ayuda a cerrar brechas sociales”.

Está por ejemplo el colegio de Santa Juana de Lestonnac, en el barrio Doce de Octubre; la colaboración en la pastoral social de la Parroquia La Divina Pastora, en San Javier; un proyecto con mujeres emprendedoras en Villatina iniciado por exalumnas; la residencia social de Fátima e inclusive una casa en Amagá donde las estudiantes van a hacer misión.

Desde los primeros años escolares, según cuenta Vicky Gómez, docente de transición y egresada del colegio, se comienzan a infundir con cuentos y títeres las frases de Santa Juana: “no dejen apagar la llama”, “hay que llenar el nombre” o “educar a una mujer es educar a la familia”.

Aproximadamente 1000 estudiantes cursan estudios en La Enseñanza y el número de egresadas ya suma cerca de 4500. Para María Piedad Bustamante, coordinadora académica, el paso por La Enseñanza es transformador. Ella recuerda que en sus días de estudiante un grupo se quedó sin maestra y mientras las religiosas gestionaban qué hacer, ella se ofreció a cuidarlas. Lo curioso es que apenas cursaba tercero, pero le dijo a la madre María Elena Isaza: “Le prometo que yo se las cuido muy bien”.

No se pierda: El Parque de El Poblado tiene una nueva escultura

“Para mí este es un colegio innovador, porque me ha permitido ver cómo ha evolucionado sin perder su sentido esencial de formar y educar mujeres íntegras, con espíritu crítico, investigativo, de proyección social, de dar lo mejor, de ser líderes sin dañar y sin atropellar”, comenta.

Para celebrar esos logros y tantos otros alcanzados en estos 120 años, La Enseñanza programó una serie de eventos para el 2019 en su auditorio, con los que además busca abrirse a la ciudad. Consulte todas las actividades e inscríbase en www.laensenanza.com.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co