“Esta labor desgasta, pero trae muchas satisfacciones”

“Esta labor desgasta, pero trae muchas satisfacciones”

El trabajo sin ánimo de lucro que realizan muchos de nuestros vecinos en bienestar de los animales es un acto heroico. Conozca la historia de Marcela Alzate, de Adóptame No Compres.

Recuerde: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

“Mi historia con los animalitos empezó hace 4 años, cuando ayudé a Gaia. Desde entonces he realizado esta labor sin parar, porque en el momento en que le metes el corazón ya no hay vuelta atrás“.

Antes de dedicarse al rescate de perros y la gestión de adopciones, esta administradora de negocios, que hoy trabaja en uno de los bancos más prestigiosos de la región, apoyaba a otras entidades con donaciones y difusión de casos a través de redes sociales.

Sin embargo, su afinidad con los animales ha sido de toda la vida, por eso cuando un vecino de Envigado le contó que había visto una perrita desnutrida y desorientada ella decidió buscarle un hogar.

Además: ¿Qué prefiere comer en Envigado… empanada o morcilla?

El resultado fue tan positivo que sin el firme propósito de convertirse en rescatista, siguió ayudando a otros animales de compañía.

“Me di cuenta de cerca que son muchos los perros que sufren de abandono, inclusive que tienen familias que los tienen en situaciones tan precarias que estarían mejor en la calle”.

Le interesa: Laura y José promueven la adopción de perros negros

Luego de Gaia llegó su primera pitbull. “Me volví muy sensible con esa raza, no solo por la mala fama que tiene, sino por lo vulnerable que es. La gente usa la raza para peleas y para comercializar cachorros, ya que las camadas son grandes”.

Los dos casos siguientes también eran de pitbulls. “Ahí fue cuando me quedé con Nieve, una perra albina y sorda… Ella me enamoró más de la raza y empecé a involucrarme más. Ya tengo 2″.

Aunque esta labor la desgasta a nivel emocional y económico. Esta vecina de Envigado, trata de ser muy organizada para que todas las historias tengan un final feliz.

También: Estos novios hacen comida y snacks naturales para perros

“Generalmente hago un rescate al mes o uno cada dos meses. El resto del tiempo me dedico a difundir los casos a través del perfil de Instagram y como soy tan metódica con las adopciones, otras rescatistas me piden ayuda“.

Le recomendamos: Aprenda cómo viajar con su mascota por carretera

Parte de los gastos que tienen sus protegidos, los asume ella. Sin embargo, al ver su entrega, amor y disciplina muchos de los adoptantes se convierten en donantes.

Importante: Si le gusta ser vecino de Envigado únase a este grupo de Facebook

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co