Marta, La Vendedora de Crepes

Marta, La Vendedora de Crepes

Marta, La Vendedora de Crepes

Conozca a la vecina de El Poblado (Medellín) que durante esta cuarentena por el coronavirus comparte recetas en sus redes sociales y deja a sus seguidores enseñanzas que van más allá de la cocina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por La Vendedora de Crepes ®️ (@lavendedoradecrepes) el

Lea además: Ángela sacó adelante a su familia a punta de guacamole

¨Si no hay historia, no hay crepes¨, eso es lo primero que dice Marta Isabel González antes de comenzar a cocinar. Pues La Vendedora de Crepes más que entregar un buen plato, quiere dejar 2 enseñanzas: ¨Que la vida no es plata y que todo lo podemos lograr¨.

Durante 7 años esta ingeniera de diseño y magíster en Mercadeo, trabajó en una multinacional petrolera en la que no solo ganaba un excelente salario, sino que también, gracias a la compañía, tenía a su disposición el mejor carro del momento, una Toyota Hilux.

Aunque no era su trabajo soñado, se sentía cómoda. Sin embargo, el último año laboral fue un infierno. Algunos cambios corporativos, la disposición 24/7 y los problemas constantes con su nuevo jefe la enfermaban por lo menos 1 vez a la semana.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Cuando ya tenía la carta de renuncia lista, se le adelantaron y con la indemnización del despido se fue para Francia. ¨Pensé en viajar a Canadá para estudiar francés, pero como me echaron (no contaba con ese detalle) recibí más plata de la esperada y entonces volé a Europa¨.

Llegó Lyon sin saber ni una palabra del idioma. Con los viajes, el dinero empezó a escasear, así que buscó un trabajo. La única oferta que le resultó fue de cocinera. ¨Tenía que hacer crepes y sándwiches, pero yo no tenía idea ni de hacer un huevo¨.

La contrataron y, a pesar de que al principio le costó mucho trabajo cogerle el punto a las recetas, descubrió en la cocina una gran pasión. ¨El día se me iba rápido, no sabía que me gustaba tanto cocinar. La pasaba muy bien en el trabajo¨.

Lea también: “Colorear me salvó de la depresión”

Sin embargo, cada vez que un conocido le preguntaba qué hacía en Francia y ella decía que crepes, la gente cambiaba el tono de la conversación: ¨Tranquila que igual vas a volver¨. Les parecía increíble que una persona con 3 idiomas (español, inglés y francés) y un master se dedicara a eso.

¨Yo les decía que al contrario, que estaba tranquila y feliz (…) pero sus palabras me dolían porque de verdad había encontrado mi trabajo soñado¨.

Para expresar su descontento Marta escribió un artículo en Facebook titulado ¿Y no te ha dado muy duro el cambio? Lo leyeron más de 100.000 personas y pensó: ¨Ahora si todo el mundo sabe que vendo crepes¨.

Le puede interesar: El amor por la repostería unió a este par de hermanas

Regresó a Colombia y con $ 3.000.000 que tenía ahorrados pensó en montar un negocio propio. ¨A mi mamá le parecía la peor decisión del mundo. Recuerdo que me dijo: ¨¿Y entonces te vas a quedar de vendedora de crepes?¨. Y yo le contesté: ¨Mamí, ¿qué es lo que acabas de decir?¨. Ese es el nombre¨.

Se ganó el concurso Capital Semilla y adecuó una crepera y una mesa para hacer catering. En marzo de 2018 tuvo su primer contrato, hasta que un año después se le dio la oportunidad de viajar a Bogotá para hacer parte, durante 3 meses, del equipo encargado de la alimentación de los jurados y los participantes de Masterchef Celebrity.

¨Las jornadas eran durísimas, de 5:00 a. m. a 7:00 p. m., pero algo tenía que aprender allá, así fuera lavando platos… Puede parecer una bobada, pero hoy puedo decir que le hacía el desayuno a Rausch, a Nicolás De Zubiría y Christopher Carpentier y, a parte de que se lo comían, me decían que estaba delicioso¨.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por La Vendedora de Crepes ®️ (@lavendedoradecrepes) el

Por ahora, el catering está parado, pero desde las redes sociales Marta puede cumplir con el objetivo de su negocio que, además de vender, busca dejar dos mensajes: ¨Quiero que sepan que yo antes ganaba más dinero, pero no era feliz y que siempre tengan presente que sí se puede, a mí también me dijeron que estaba loca¨.

Importante: Origami: Luisa le enseña el arte ideal para pasar la cuarentena

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Mayo 12, 2020

Categoría

El Poblado, Emprendedores, Gente

Tags

amar lo que hace, amor, berraquera, capital semilla, chef, cocinar, cocinera, comida, coronavirus, covid 19, crepes, cuarentena, el poblado, emprendedora, entrega, felicidad, francia, historias, historias de gente, masterchef, masterchef celebrity, Medellín, mujer emprendedora, NEGOCIO, pasión, vocación