María José hace “piezas de arte comestibles”

Historia de María José Zárate, repostera de Medellín

María José hace “piezas de arte comestibles”

Todo artista tiene su medio de expresión, el de esta vecina de El Poblado (Medellín) es la repostería y como buena diseñadora tiene su propia boutique.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bakery Boutique (@bakeryboutiquebym) el

Lea también: Desde Tailandia Laura trae la repostería a base de plantas

Mientras que María José Zárate estudió en el Colegio Gimnasio Los Pinares fue la emprendedora del salón: vendió camisetas, gomitas, brownies y cupcakes decorados por ella misma.

De hecho, muchos pensaron que luego de obtener el título de bachiller se dedicaría a los negocios.

Sin embargo, desde pequeña, esta joven de 24 años, tuvo claro su camino, quería seguirle los pasos a su mamá y por eso el último año escolar lo cursó en la Colegiatura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bakery Boutique (@bakeryboutiquebym) el

“No veía la hora de de estar en contacto con el Diseño de Modas, pero allá me di cuenta que, aunque me encanta dibujar y diseñar, la industria textil no era lo mío”.

Además: Juliana Álvarez, la repostera de reposteras

María José no tenía “plan B”, hasta que recordó que, a pesar de que nunca había tocado un tomate, su creatividad volaba cuando hacía postres.

Estudió Cocina y Pastelería en el Instituto Mariano Moreno, “para a través de la comida, hacer arte”.

A la par ideó un emprendimiento de postres en frasco y después de unos meses se preguntó si se sentía a gusto con lo que estaba haciendo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bakery Boutique (@bakeryboutiquebym) el

Le interesa: En Envigado hay una panadería para mascotas

“La respuesta fue un no y comencé a transformar toda la marca hasta lo que es hoy en día Bakery Boutique By M“.

Dejó de aplicar la misma técnica y de mezclar los mismos ingredientes,”cada torta es un lienzo en el que expreso mi creatividad de diferentes formas¨.

Le recomendamos: El amor es el ingrediente secreto en la cocina de Caroline

Ningún producto, asegura, es igual al otro. Son piezas únicas hechas a mano, que no solo cuentan con el ingenio de esta vecina, sino con el talento de su hermana Ana Sofía y su colega Catalina Henao.

“Los diseños son personalizados. La gente ya confía tanto en la marca, que solo menciona colores y temáticas para que hagamos lo que nos nazca. Ese es nuestro momento favorito, porque somos libres de crear“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

No saben lo feliz que me hace poder hacer todos los días lo que más amo!!💗🌸✨

Una publicación compartida por Bakery Boutique (@bakeryboutiquebym) el

Le importa: El amor por la repostería unió a este par de hermanas

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Julio 28, 2020

Categoría

El Poblado, Emprendedores, Gente

Tags

arte, arte comestible, artista, cocina, colores, comida, diseño, diseño personalizado, el poblado, emprededora, emprendimiento, gastronomia, hermanas, hermanas emprendedoras, ingredientes, Medellín, mujer emprededora, pastelera, pasteleria, postres, repostera, reposteria, tortas