Ahora este par de amigas diseña ropa de playa para la ciudad

Historia de las creadoras de Costera, marca de vestidos de baño

Ahora este par de amigas diseña ropa de playa para la ciudad

Estas jóvenes, que llevan toda una vida de amistad, son las creadoras Costera, una marca de vestidos de baño que busca la comodidad de la mujer y en medio de la crisis sacó una línea de ropa versátil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Es lo que le da todos los días un pique diferente a mis días…. no tengo un día igual a otro pues cada día me tocan nuevos retos, experiencias y problemas distintos !!! Con el emprendimiento ha llegado a mi vida una disciplina muy interesante; levantarme a la misma hora siempre sabiendo que habrían días donde podría dormir más (no tengo un jefe), ir al gimnasio cada mañana para mantenerme vital, leer y aprender sobre liderazgo pues tengo personal a cargo al cual debo inspirar cada mañana, estar en constante aprendizaje pues quien no se reinventa tarde o temprano muere en el ruedo, volverme cada día más valiente para afrontar los “MEGA CHICHARRONES” que le salen a uno cuando uno menos se lo espera (quien emprende entiende) y ser siempre positiva para poder mantener la motivación cada mañana y no desfallecer cuando las cosas se ponen difíciles….. si me preguntaran cuál en my hobby, indudablemente sería EMPRENDER 👩🏻‍🏫 … emprender proyectos, una mejor versión de mi, nuevas ideas, mejores resultados, emprender una vida más agradecida, un estilo de vida más saludable y un cambio positivo en mi país! • Les juro que este proceso ha sido delicioso, y estoy apenas en el comienzo! • @costera_bw @dotaciones_gasoil (si aún no me siguen en mis dos marcas, los invito) ♥️

Una publicación compartida por Juanita Restrepo P (@juanarpo) el

No se pierda: El amor por la repostería unió a este par de hermanas

Juanita Restrepo y Laura Escobar se conocen desde que tenían 3 años. Más que amigas, dicen, son hermanas.

Estudiaron juntas en la guardería, el colegio y la universidad… “Somos inseparables“, asegura Laura, mientras señala que si las almas gemelas existen, Juanis (como le dice de cariño), sería la suya.

A pesar de ser tan cercanas, estas 2 vecinas de El Poblado (Medellín) son muy distintas, “Juanis es más fresca y yo más elegante“, expresa entre risas. Sin embargo, ambas se declaran comerciantes innatas.

“Aunque en el Colegio La Enseñanza estaba prohibido, nosotras vendíamos de todo: dulces, cauchos, aretas, collares… Por eso cuando nos dio por hacer (con retazos comprados en el Centro) unos vestidos de baño para nuestras vacaciones y todo el mundo se antojó, de una los ofrecimos”.

Ya en la Universidad Eafit, con Laura estudiando de Derecho y Juanita Ingeniería de Diseño de Producto, los clientes aumentaron.

Le recomendamos: Conozca a estos tres hermanos que relinchan y envían obleas a domicilio

“Todos los años, en junio y diciembre, mandábamos a hacer los mismos 20 vestidos de baño para venderle a nuestras compañeras de la U. Eso sí, solo los sacábamos en temporada”.

El grado de Laura como abogada, coincidió con un viaje de Juanita a Estados Unidos. Durante año y medio el emprendimiento, que en ese entonces no tenía nombre, dejó de producir.

“Hasta que en mayo de 2017, mientras yo estudiaba Psicología, lo retomamos, pero esta vez con más fuerza y con la misión clara de que cada prenda, además de tener nuestro estilo, sea cómoda”.

Con la ayuda de amigos y familiares crearon Costera. “Empezamos con 70 trajes de baño de la primera colección y a las 2 semanas se agotaron, fue un éxito total”.

Le interesa: Zuly y Laura celebran las fechas especiales de quienes están en cuarentena

Las olas se agrandan y ellas las surfean

Costera comenzó con una tienda virtual, sin embargo, la marca creció tanto que en febrero de 2020 este par de amigas contrató una persona de tiempo completo para que atendiera a la gente en un espacio físico. “Pero no llevábamos ni 10 días y nos tocó cerrar porque llegó la pandemia”.

Durante los primeros meses de la cuarentena, Juanita y Laura se enfocaron en crear estrategias de venta y fortalecer la página web.

Lea además: Andrés y Daniel, dos hermanos de Envigado que emprenden con huertas caseras

¿Pero quién iba a comprar un vestido de baño en este encierro? “Ahí entendimos que esta era la oportunidad de sacar una nueva línea“.

Pese a que las ventas eran nulas, se arriesgaron a idear otros productos, “muy direccionados a la comodidad, como camisetas y ropa deportiva”.

Las compras por redes sociales se activaron y ellas volvieron a hablarle a sus clientes de tú a tú.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Por ahí dicen… “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida” • Confucio

Una publicación compartida por Juanita Restrepo P (@juanarpo) el

Recuerde: Una tribu de madres e hijos que danza desde la distancia

“Ahora nosotras nos involucramos más en las historias de Instagram, hacemos tutoriales para enseñarles a nuestros seguidores cómo usar un vestido de baño para el diario o cómo darle versatilidad a un pantalón culotte que también es un pareo”.

En definitiva, agrega Laura, el cambio y la cercanía con la gente se sienten, “como dice mi hermano, perder es ganar un poco, pues a pesar de esta situación tan dramática, estos 2 últimos meses han sido los mejores de Costera“.

Importante: Lucero Vílchez descubrió su felicidad en la gastronomía

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Agosto 11, 2020

Categoría

El Poblado, Emprendedores, Gente

Tags

calor, comodidad, Costa, Costera, crisis, cuarentena, el poblado, elegancia, emprendedoras, emprendedoras amigas, frescura, hermanas, hermanas emprendedoras, Medellín, mejores amigas, pandemia, piscina, playa, reinventarse, ropa, ropa fresca, trajes de baño, verano, vestidos de baño, vestuario