En esta familia todos se llaman ‘Carmen’

En esta familia todos se llaman ‘Carmen’

Literal, es como estar en la sala de la casa. Las historias que allí se cuentan son tan fascinantes como la misma creación del restaurante Carmen (ubicado cerca a la zona rosa de El Poblado y a Provenza), en donde la hermandad, la transformación y el sentido de pertenencia son las principales banderas de éxito.

Diego, el papá de Carmen, Rob y Carmen, una familia de la gastronomía.

Conversamos con Carmen Ángel, Rob Pevitts y Diego Ángel, los artífices de una comunidad que desde hace 14 años existe en Medellín, proyectando ese amor por Colombia a través de su gastronomía.  Carmen y Rob son esposos, nacieron en Estados Unidos, pero ya se consideran tan paisas como ningún otro. Diego es el papá de Carmen, ese sí, más antioqueño que la arepa.

Lea además: Conozca a Tata, la vecina de El Poblado que nos trae las delicias del Líbano

Ya son un referente

Son gringos apostándole a la inmensa riqueza gastronómica colombiana. Eso es bonito. Y también lo es que quieran mencionar a toda su familia, a aquellos colaboradores que han estado con esta pareja desde hace años.

Mateo Ríos y Sebastian Marin: chefs ejecutivos y directores creativos de Grupo Carmen. Jonny Patiño: chef ejecutivo de Don Diablo. Jader Ospina: director Servicio Medellín. Liliana Mesa: directora de Servicio Medellín y Cartagena. Carlos Felipe Trujillo: chef ejecutivo Carmen Cartagena. Daniela Osorno: chef ejecutiva Moshi. Eliana Mora: directora operativa. Sebastián Manrique: director de Eventos y Comunicaciones. Juan José Cárdenas: chef ejecutivo Carmen Medellín. Angélica Herrera: directora administrativa Carmen Cartagena, y Astrid Londoño: directora Financiera.

“Cada uno de ellos hace parte del corazón de Carmen. De hecho, todos nos llamamos Carmen. Yo soy Míster Carmen (risas). Así que podemos decir tranquilamente que no es un simple negocio de una pareja… es una familia a la que queremos realmente”, comenta Rob, con su acento estadounidense muy marcado, pero curiosamente con palabras paisas que lo hace ver más curioso.

Le puede interesar: Cuatro menús sin carnes rojas para Cuaresma

Su menú se transforma constantemente. No es el mismo que vimos hace unos meses o un año, ese es uno de los factores agregados de estos chefs. “No ha sido fácil, pero la gente comenzó a apreciar el concepto y a respetarlo. Esos clientes locales fueron los que estuvieron con nosotros durante la pandemia, época en la que nos sostuvimos a punto de domicilios, precisamente con esos fieles comensales”, comenta Carmen.

Uno de los mensajes que se les escuchó constantemente, tanto a la pareja como a Diego, padre de Carmen, fue el reto de incentivar a los mismos colombianos a valorar su riqueza y biodiversidad, representada en la gastronomía.

“Los colombianos miran mucho hacia afuera y no se dan cuenta del potencial tan inmenso que hay en este país. Las delicias que pueden prepararse con productos nacionales son infinitas”, agregan. ¿Dos gringos haciendo comida colombiana? Créanlo. Son excelentes.

Le recomendamos: A estos chefs de El Poblado la pandemia los unió como a una familia

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fotos: Carlos Velásquez

(Visited 261 times, 1 visits today)