20 años sirviendo comida de mar en El Poblado

Historia de Bupos, restaurante de comida de Mar en Medellín

20 años sirviendo comida de mar en El Poblado

Conozca la historia de la pareja que creó Bupos, un restaurante en el que los comensales son amigos y el pescado es fresquito, traído directamente de Sucre por ellos mismos.

No se pierda: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Hace 23 años, durante unas vacaciones en Coveñas, a Miguel Winograc o Bupos, como todo el mundo lo conoce, se le ocurrió montar un planchón en medio de unos manglares para ofrecer los mejores ceviches y comida de mar heredados de sus raíces francesas y polacas.

En ese entonces la industria del cuero atravesaba una crisis y aunque él lideraba una empresa familiar de carteras, con bastante renombre en Medellín, no tenía ni un peso para pagar el estudio de sus 3 hijos.

En ese diciembre decidió irse con su familia a una casa en Playa Blanca, pero no a descansar, sino a buscar una alternativa económica y cambiar de ambiente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bupos Seafood (@bupos)

Rossy Toledo (su esposa) se ocupaba de los comensales y su hija Katty de la caja, mientras que él cocinaba y manejaba el bote con el motor amarrado al pie.

Le interesa: Durmió en las calles de El Poblado y ahora es el dueño de ‘Las costillas de Pedro’

Llegaron a atender hasta 115 personas en un par de horas, fue tanta la acogida que, luego de esa temporada, en cuestión de 15 días, ya tenían una sucursal en Medellín.

Empezaron en un pequeño local ubicado en Laureles. La gente hacía fila para probar las delicias de ese chef innato, que se formó durante su niñez haciéndole las tortas de cumpleaños a las muñecas de una de sus primas con el compromiso de que no le contara a nadie.

Muy pronto se mudaron con su restaurante para El Poblado. Estuvieron 21 años en el mismo lugar, con los clientes de toda una vida, 12 empleados, una cava en Coveñas y una carta inventada por la pareja, hasta que en medio de la cuarentena por el covid – 19 les pidieron el local.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Bupos Seafood (@bupos)

A cada comensal le escribieron por correo electrónico contando su situación. “Tenemos los contactos de las personas que vienen acá, porque ya no son clientes sino nuestra familia. De hecho, nadie se aparece por el restaurante con las manos vacías y, antes de la pandemia, hasta de pico nos saludábamos”.

También: Pese al cierre de Casa Molina, Álvaro seguirá cocinando

Aunque la nueva sucursal queda en el Centro Comercial Vizcaya y es más pequeña que la otra, estos vecinos aseguran que la esencia no cambia.

Ahí están ellos 2 todos los días, como de costumbre, para saludar de tú a tú a los visitantes, sonreír, compartir una copa y complacer los paladares, porque como dice el anfitrión de este sitio, “yo cuando cocino: bailo, canto y enamoro”.

Importante: La estrategia de los restaurantes de El Poblado en esta reapertura

Foto principal: Jaime Pérez
Texto: Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Diciembre 2, 2020

Categoría

El Poblado, Emprendedores, Gente

Tags

Bupos, carta, Centro Comercial Vizcaya, chef, cocinero, comida, comida de mar, coronavirus, covid 19, cuarentena, emprendimiento familiar, familia, hijos, innato, laureles, Medellín, menu, NEGOCIO, pescado, pescado frsco, playa blanca, restaurante, sucre