Ellos son los escritores del futuro

Ganadores del Festival de Creación Literaria para Niños y Jóvenes de Eafit

Ellos son los escritores del futuro

El pasado 3 de agosto se dio a conocer el nombre de los ganadores de la tercera edición del Festival de Creación Literaria para Niños y Jóvenes​ que organiza la Universidad Eafit. Conozca a los que ocuparon el primer puesto de cada categoría.

No se pierda: Lina aconseja ser más sinceros con los niños frente al tema de la pandemia

Con cuentos relacionados con las ciencias, relatos sobre viajes y dibujos en formato libre, niños y jóvenes de distintas instituciones educativas del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, hicieron parte del certamen.

“Esta iniciativa quiere dar reconocimiento y visibilidad al talento y a la creatividad de los niños y jóvenes, fortaleciendo de esta forma su relación con la literatura y con el arte. Destaco el entusiasmo de los 190 que postularon sus obras en medio del confinamiento y el reto de adaptarse al aprendizaje virtual. Valoramos mucho la creatividad y la originalidad de los trabajos”, expresa Patricia Ospina Ospina, jefa del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas.

Recuerde: Lina aconseja ser más sinceros con los niños frente al tema de la pandemia

El viaje que lo cambió todo

Aunque ya tienen 16 años, para Gustavo Zapata y Gloria Eugenia Zuluga, María Paulina sigue siendo su niña.

Una mujer, aseguran, de alma soñadora, con una capacidad extraordinaria para narrar y transmitir, amante a la lectura y líder innata.

Esta estudiante de décimo grado del Colegio Jesús María, ocupó el primer puesto en la categoría “El viaje que lo cambió todo” con el relato El anciano que patrocinó mi viaje, un cuento que ella basó en la muerte de su abuelo.

No olvide: Cinco jóvenes quieren salvar a los comerciantes a través de una iniciativa

“Empecé escribiendo un diario, hasta que descubrí que podía mezclar mi vida personal con un poco de imaginación para crear mi propio mundo. Cada experiencia es inspiración”.

Pero no es la primera vez que esta joven gana un certamen de literatura. De hecho, debutó en el concurso de Cuento Infantil Pedrito Botero y planea seguir participando para cumplir ese sueño que tiene desde niña: “Pasar mis últimos años de vida en un lugar campestre, escribiendo y escribiendo”.

La ciencia es todo un cuento

A veces en las noches, el exceso de imaginación de Federico es un problema para conciliar el sueño. Da vueltas en la cama, se levanta, escribe una frase o idea en un trozo de papel y luego lo pega en un tablero de corcho para al día siguiente darle forma. Sin embargo, se le viene otra a la cabeza.

Con 12 años de edad, Federico Aristizábal, del Colegio Padre Manyanet, fue premiado en la categoría “La ciencia es todo un cuento”, con el relato Mi abuelo y su ciencia.

Lea además: En cuarentena esta vecina de Envigado divierte a los niños por internet

La primera historia que escribió este vecino fue sobre Winnie Pooh, el osito de peluche que es protagonista de varios libros familiares de Alan Alexander Milne. “Estaba en transición y lo leí frente a todos mis compañeros”.

Dice que le encantan todas las formas en las que puede expresarse: la escritura, la pintura y la música. Aunque su favorita sigue siendo la primera.

“También me gusta leer, incluso una frase del libro El niño del alba, de Gautama Chopra, inspiró uno de los pocos diálogos que tiene el cuento con el que gané el concurso de Eafit… Me encontré con el diálogo casi al mismo tiempo que con la idea”.

También: Amparo le enseña a los niños a meditar

Científicos y científicas, pero sin bata ni laboratorio

En la misma hoja en que Gregorio, de 11 años, escribe un cuento, su hermano Cristóbal, de 9, lo ilustra. El primero aporta creatividad y el segundo disciplina, por eso, dicen, son los mejores amigos.

El menor de la familia Martinez Restrepo fue galardonado en la categoría de Científicos y científicas, pero sin bata ni laboratorio con un dibujo de un buzo poniéndole un chip a una ballena.

Mientras que su hermano Gregorio, que es ambidiestro y que por su condición tuvo un problema grave de lectoescritura, ocupó el segundo puesto en La ciencia es todo un cuento, con el relato Una única amistad.

Le interesa: Ahora los niños pueden diseñar sus juguetes

A ambos les encanta leer, aunque Cristobal prefiere los cómics y Gregorio los libros de historia, edad media y animales. Sin embargo, de vez en cuando le dedican tiempo juntos a la lectura, para luego disfrazarse en casa y recrear esas historias fantásticas.

De igual forma, estos estudiantes del colegio Montessori les encanta investigar. No hay nada que se les escape. Ya han creado cerca de 30 cuentos. Ahora están terminando una guía sobre dragones y muy pronto comenzarán una de vikingos.

Importante: En esta cuarentena despierte al escritor que lleva dentro

Fotos: cortesía y Eafit.
Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co