FOTOS: La 10 es la galería al aire libre más grande de Colombia

FOTOS: La calle 10 se llenó de color

FOTOS: La 10 es la galería al aire libre más grande de Colombia

Con una inversión de 4000 millones de pesos, este sector de El Poblado (Medellín) se convirtió en toda una obra de arte con 42 murales.

Y con estos climas veraniegos de enero vale más la pena caminar la calle 10, un lugar que se convirtió en la galería al aire libre más grande de Colombia. Cumplieron. Fueron 116 artistas los que intervinieron esta zona de Medellín, donde diariamente transitan cerca de 45.000 personas, un gran porcentaje de este número conformado por turistas.

Fue un proceso de altibajos, desde que se anunció este proyecto a mediados del 2019, llamado Caminemos la 10, cuyo liderazgo lo tomó la Alcaldía de Medellín, la Fundación Pintuco y la Agencia APP.

Contexto de la noticia: Desde hace casi un año se empezó a planear esta intervención

Vecinos del sector y comerciantes, que aportaron el 30 % de la inversión (4000 millones de pesos), sentían un temor por los retrasos en las obras y los constantes rayones de los grafiteros, un dolor de cabeza que viene desde hace décadas en este sector de El Poblado. Lastimosamente no todo es color de rosa. Algunas columnas que fueron intervenidas volvieron a ser rayadas por aquellos que los vecinos consideran “unos vándalos que no pueden ver una ciudad bonita”.

Es un patrimonio
En estas líneas queremos resaltar la importancia de cuidar este patrimonio artístico, conformado por 42 murales, realizados por artistas locales de talla internacional. Una de ellas es Laura López Sierra, creadora de un mural ubicado a una cuadra del parque El Poblado y que hace homenaje a los bosques tropicales.

Laura es consciente del riesgo que pueden correr los murales en manos de los grafiteros, pero espera que estas obras sean respetadas por toda la comunidad. “Eso también depende de la buena comunicación que tengamos entre vecinos, artistas y otros grafiteros. Es cuestión de convivencia y de entender que todos podemos aportar al progreso desde el arte“.

Le sugerimos: “Hay demasiados habitantes de calle en Medellín”: vecina

Es un tramo largo que toca los barrios Manila, Las Lomas, Provenza, Patio Bonito y Astorga, desde la avenida Las Vegas hasta el hotel Selina. Se usaron cerca de 2500 galones de pintura y 4900 tarros de aerosol, plasmados también en 62 cortinas metálicas. “Se nota que es una galería gigante y que le da vida a este sector. Llevo apenas unos meses en Medellín y me asombra ver una ciudad en la que cualquier ciudadano del mundo quisiera vivir”, expresa Aldrei Velásquez, oriundo de Venezuela.

¿Hay códigos?
La ley y una serie de normas son parte de la convivencia del grafitero. Eso nos lo explica Juan David Orrego, un aficionado al grafiti que responde a las constantes quejas de residentes y comerciantes de El Poblado acerca de los “rayones” que se ven en toda la comuna 14. “Nosotros respetamos murales de calidad, como los que hay en la calle 10. Cuando rayamos un muro es para expresar alguna problemática, pero esta clase de obras se deben respetar. Hay códigos”.

Frente a la versión de Juan David, la comerciante Shirly Sánchez, quien lleva más de 10 años en la zona, asegura que “los murales quedaron espectaculares, de eso no hay discusión, pero hay columnas que se pintaron sin ese estilo artístico que estamos viendo, por eso es que los grafiteros ven eso tan feo y comienzan a rayar otra vez”.

Antes de las intervenciones, Daniel Madrigal, gerente de la Agencia APP, aseguró que se hicieron reuniones entre vecinos, comerciantes, artistas y grafiteros para llegar a estos acuerdos. “Pensamos en hacerlo oportunidad y juntar a los propietarios, comerciantes y grafiteros para así efectuar un ejercicio colaborativo entre todos”.

No se pierda:  A la hora del té, en El Poblado encuentra variedad

Hasta hoy los murales sí han sido respetados y los transeúntes vienen disfrutando de esta galería a cielo abierto, la misma que hace homenaje a los colores vivos, a la naturaleza y a nuestros artistas. “En la reunión los propietarios nos pidieron que estos murales tuvieran mucha densidad, por eso utilizamos colores llamativos y unas formas que dieran vida. Esta obra (habla de su mural) es un diseño que tiene patrones que reflejan geometrías de un bosque tropical y un colorido intenso. Esto también va acorde al tipo de negocios del sector”, agrega Laura López.

La iluminación en la 10 también hace que estos colores refuercen su majestuosidad en horas de la noche, incrementando así el número de transeúntes y turistas, tomando como referente el famoso barrio Wynwood, de Miami, donde artistas de todo el mundo dejan sus obras en cada muro de este distrito. Así se pensó la calle 10.

Sus artistas extienden la invitación para caminarla, disfrutarla, olerla y entenderla como el lugar donde renace el talento local y que incentiva a la sana convivencia, sin importar filosofías ni clases. ¡Recuerden que tenemos la galería al aire libre más grande de Colombia!

Siga leyendo: El Poblado, la cuna de los éxitos musicales

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co