La magia que esconde el humedal de El Trianón

Animales en el humedal de El Trianón, Envigado

La magia que esconde el humedal de El Trianón

La cita era muy temprano en la mañana, cuando apenas los trabajadores se están tomando de rapidez un tinto en la tienda de la esquina y sin tiempo de conversar por respeto al distanciamiento social y a aquellas nuevas formas de interactuar con colegas y amigos. En medio de edificios y casas, algunas de ellas de tradición en el municipio de Envigado, se observa que el barrio El Trianón es de los sectores donde se puede respirar otro aire y escuchar con más claridad el canto de los pájaros.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Periódico Gente (@periodico_gente) on


Cerca a la calle 46 C sur nos esperaba un lugar al que aún llaman como “el pulmón verde de Envigado”, donde se reúnen algunas de las especies de animales más exóticas, coloridas y encantadoras, que hoy se muestran como las mejores vecinas del barrio. El Humedal El Trianón La Heliodora es un área protegida y llena de magia.

Las anfitrionas

Es como si nos hubieran dado la bienvenida a su hogar. Las primeras en recibirnos fueron las llamadas guacharacas, una especie de ave con un particular sonido, el mismo que ya se convirtió en la banda sonora de este barrio. Nos acompaña en el recorrido John Jairo Arias Gil, técnico operativo de la Dirección de Ecosistemas y de Diversidad de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Agropecuario de Envigado.

Guacharaca. Fotos: Esteban Vanegas y cortesía Camilo Botero – Secretaría del Medio Ambiente de Envigado.

Así ya esté acostumbrado, a este experto no se le va el asombro al escuchar a sus consentidos animales del humedal. “Es un privilegio tener un ecosistema único a los alrededores de una urbe y que posee un microclima y beneficios para la comunidad en general. Es un pequeño pulmón en un tiempo donde los problemas de contaminación son más latentes”, expresa Arias. El paisaje hacía que nuestras miradas giraran por todo este panorama.

Lea también: ¡Ojo con talar las palmas secas! Son el hogar de las guacamayas

Los animales continuaban con su sinfonía, mientras que el profesional seguía con su explicación. ¿Sabía usted que el humedal posee 70 especies de aves? “Tenemos, también, una especie de mamífero que ha sido discriminado por mucho tiempo. Comencemos por el murciélago, un animal que trae grandes beneficios para el ecosistema. En el humedal habita el murciélago frutero, nocturno, que tiene una relación estrecha con este lugar, cuya función es dispersar estas semillas por el área. De esta manera se enriquece con especies vegetales como el aguacatillo, familia del aguacate, un ejemplar árbol, también, para la alimentación de las aves”.

Zarigüeya.

Y otra de las especies que ha sufrido de discriminación a lo largo de los años, y que también reside en este humedal, es la zarigüeya. “Cumple un papel muy importante como controladora de algunas plagas. Desgraciadamente estamos en un entorno urbano y llegan agentes extraños exóticos, que son controlados por las especies nativas como este marsupial colombiano”.

Y de las más queridas y vistas como tiernas por varios de los vecinos, es la ardilla roja, un mamífero que también llega al humedal en busca de su alimentación y descanso. “Es muy común verla en las ciudades. Es de las mejores amigas que tienen los residentes, especialmente en este punto, y que aprendieron a convivir fácilmente en la urbe”.

Lea además: ¿Qué animales silvestres se puede encontrar usted en Envigado?

El tití se roba el show

En los puentes ecológicos o pasos de fauna, adecuados a un costado del humedal, se hizo el avistamiento de una especie que se roba el show en el sector. “Se trata del tití gris, un nuevo visitante que dentro de su ecología e historia, es endémico del Valle de Aburrá. Cuando el sector fue colonizado por el hombre, este mamífero se fue para el Oriente antioqueño y el Eje cafetero. Desafortunadamente, algunas personas han tenido a estas especies en cautiverio, pero se han producido liberaciones y escapes, formando así nuevas colonias de titís en esta área”.

Tití gris.

Junto al tití, también pueden encontrarse iguanas, azulejos, canarios costeños, el gavilán caminero, cernícalo, búho rayado, currucutú, bujío, piranga rubra y la reinita. “Hay un ave que se llama la polla de agua o la pollita negra, que sí es propiamente del humedal. Es de un tamaño mediano, rastrera y habita dentro de este sector. De las especies vegetales, además, reside el equiseto gigante, un indicador de que esto sí es un humedal. Es colonizador y controlador natural de otras especies invasoras.

Le sugerimos: Es normal que aumente la presencia de insectos durante esta época

Estas dos, más la guacharaca, se clasificaron en una categoría de objeto de conservación del Humedal El Trianón. Pasa algo muy curioso con las guacharacas… la comunidad se alegra de verlas y las aceptan por su belleza y canto”, agrega el ambientalista.

Y en medio de la entrevista, uno de los vecinos del barrio que se encontraba realizando actividad física, nos abordó para darnos su opinión: “Escuché que estaban hablando del tema ambiental. Puedo decirles que el humedal es de lo mejor que podemos tener por acá y que se presta tranquilamente para realizar deporte. Se siente el aire puro y el sonido de los animales que dan tanta tranquilidad. Espero que los otros vecinos tengan un gran aprecio y cariño por este sitio”, expresa Raúl Marulanda Henao, residente de El Trianón.

Reinita naranja.

A don Raúl, se le suma Luz Dary Garcés, también habitante del sector, y quien asegura que no conocía la importancia del humedal. “Uno sabe que hay un área verde y extensa, pero no sabía que existían tantas especies allí. Uno ve mucho matorral (risas), pero no me imaginé esta belleza”. Las guacharacas continuaban con su canto, parecían contratadas por nosotros para que nos hicieran más ameno el rato que estaríamos allí presentes.

Fuimos bajando para irnos del lugar. Las guacharacas nos seguían, nos despedían y marcaban ese territorio, visto como una de las joyas que más debemos apreciar en nuestro municipio. Un ‘tintico’ de rapidez en la tienda y ojalá regresemos pronto al mágico humedal.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co