Fabriana Arias: mamá y deportista de alto rendimiento

Fabriana Arias: mamá y deportista de alto rendimiento

Fabriana Arias es una múltiple ganadora de patinaje que también sabe ganar en la vida al ser una excelente madre que busca educar a su hijo con su ejemplo de vida y como deportista. 

Foto: Manuel Saldarriaga

Entre los muchos campeonatos, premios y reconocimientos que ha ganado Fabriana Arias, se destacan las 18 veces que ha sido campeona mundial de patinaje, su campeonato en los World Games, que son el equivalente a los Juegos Olímpicos para las disciplinas deportivas que no están incluidos en la cita olímpica, y que, en 2022, fue elegida como la mejor deportista al ganar el premio GOAT. Sin embargo, esta vecina de Laureles y oriunda de Envigado, se define principalmente como mamá y esposa. 

Le puede interesar: ¿James Rodríguez volverá al Envigado Fútbol Club?

Por esta razón, define el ser madre y deportista de alto rendimiento como “un reto súper grande”, pero que, a pesar de haber ganado tantos torneos importantes, aún “siento esa pasión de patinar como cuando era una niña y disfruto entrenar, competir e ir a los eventos”. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabriana Arias (@fabrianaarias)

Contrario a lo que se dice popularmente, Fabriana asegura que “no patino por mi hijo, porque si fuera así ya habría dejado de hacerlo hace mucho, ya que se sufre mucho a nivel deportivo y al ser madre porque no descanso lo suficiente y los tiempos no dan, pero yo lo hago porque me gusta, porque es mi pasión y mi adrenalina”.

Conozca: Cómo actualizar su botón de pánico en Envigado 

A pesar de que esta experta en ganar asegura que el patinaje es su lugar, lo que la motiva es “poder darle esa enseñanza a mi hijo de que los sueños sí se pueden cumplir, que todo es posible, pero que hay que trabajar duro para lograrlo, con disciplina y dedicación”. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabriana Arias (@fabrianaarias)

Fabriana también cuenta que es fundamental adaptarse al estilo de vida para poder compartir con Juanse, su hijo de tres años, porque “yo entreno dos y hasta tres veces por día, dejo todo en la pista, termino reventada y más en este momento que me estoy preparando para el selectivo de Selección Colombia, y luego de eso me cambio para ser mamá; en la mañana me coloco el traje de deportista y luego me coloco el traje de mamá”. 

Lea: Envigado tiene el dúo #1 de música popular

Y es que cuando Fabriana se enteró que iba a ser mamá su vida cambió totalmente: “cuando yo me di cuenta que estaba en embarazo estaba en Selección Colombia y me tocó que renunciar. Además, Sebastián (su esposo) no me conoció siendo deportista de alto rendimiento entonces ahora entiende un poco más y su apoyo y el de mi mamá son fundamentales para este proceso de ser deportista y mamá”. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabriana Arias (@fabrianaarias)

En esa época, Fabriana confiesa que estaba un poco aburrida del patinaje: “ya llevaba ocho mundiales y desde el 2011 formaba parte de la Selección Colombia cada año entonces era mi trabajo diario y la llegada de Juanse fue como un respiro con el que Dios me dijo: ‘váyase disfrute la vida fuera del deporte ‘, yo colgué literalmente los patines y dejé de hacer todo”. 

Entérese: No hay por dónde entrar a Envigado

Fabriana estuvo así durante los cinco meses siguientes al nacimiento de su hijo y cuando comenzó su regreso a las pistas fue “muy duro y muy frustrante porque el entrenar a medias me daba mucha impotencia porque yo quería competir y no solo estaba retomando, sino que también estaba alimentando a Juanse y además me fracturé la clavícula entonces fue un año entero que estuve sin dormir bien”. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabriana Arias (@fabrianaarias)

Fabriana agradece el tiempo de pandemia porque tuvo que dejar de entrenar y pudo dedicarle más tiempo a su hijo. Sin embargo, al regresar, la exigencia de obtener resultados estaba presenten y “el ser mamá, el dejar de pensar en uno para pensar 100% en otra persona es muy agotador”. 

También le puede interesar: Brutal pelea entre estudiantes de un colegio de Envigado

La idea de renuncia se presentaba de vez en cuando a causa del esfuerzo tan grande que le significó a Fabriana el retornar a su nivel, pero continuó hasta lograr su sueño: ser campeona mundial siendo mamá. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fabriana Arias (@fabrianaarias)

Actualmente aún sigue compitiendo con las mismas ganas y el ánimo que le imprime su hijo cada vez que la despide para cada entrenamiento o torneo. 

Fabriana tiene pensado seguir para poder competir en unos Juegos Panamericanos y continuar hasta donde su cuerpo y mente se lo permitan, pero, aunque su psicóloga y nutricionista le dicen que solo le queda un ciclo (cuatro años).

Síguenos en Instagram para estar informado

Ella está convencida de que puede, como lo ha demostrado siempre, dar un poco más por ella, pues asegura que si desiste “estaría renunciándome a mí, a mis sueños, a mi propósito de vida porque siento que el continuar en este momento es seguir inspirando a muchas personas para que vean que todo es posible, además de yo poder seguir disfrutando de darlo todo en la pista y de estar aquí con mi esposo y con mi hijo”.

Por: Andrés Bedoya Jr.
johanb@gente.com.co

(Visited 86 times, 1 visits today)