Por un exsacerdote que da dinero a habitantes de calle, vecinos no salen de sus casas

Por un exsacerdote que da dinero a habitantes de calle, vecinos no salen de sus casas

Aunque suene extraño, la caridad de algunos de los residentes de la comuna 11 de Medellín tiene perjudicados a muchos de sus vecinos, pues las buenas obras traen consigo problemáticas de indigencia, drogadicción y vandalismo que terminan por violentar la tranquilidad de los residentes.

Padre Luís, padre Luís”, son las palabras que se escuchan desde la madrugada en esta cuadra ubicada en la calle 45 E con la carrera 71, en Florida Nueva, cuando los habitantes en situación de calle le dan golpes a la puerta, gritan y tiran piedras a las ventanas del balcón, para llamar la atención del exsacerdote y que este salga a la puerta y les tire billetes. 

Lo peor de la situación es que en varios casos se quedan consumiendo drogas en la cuadra o comienzan a dañar y golpear los demás inmuebles de los vecinos, si nadie responde a la puerta donde les dan la limosna. 

Así lo cuenta Luis Rojas, vecino del sector: “porque cuando no les dan dinero, algunos habitantes de calle se vuelven agresivos, golpean otras puertas de viviendas cercanas, hay riñas, exceso de ruido y genera la intranquilidad para el sector”.

Lea además: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Laureles

Por su parte, otro vecino que prefirió reservar su nombre por seguridad le contó a Gente que tuvo que abandonar el barrio, luego de varias de amenazas en su contra por haber denunciado esta situación ante las autoridades. 

“El padre siempre había dado limosnas pero desde la pandemia la situación empeoró con la llegada de más habitantes de calle a pedir dinero a esa casa. En una oportunidad una persona se entró a robar a mi apartamento y así se la pasan los vecinos con temor y miedo de no poder salir de sus casas o no dejar carros parqueados porque hurtan sus partes”, comentó el vecino. 

Incluso denuncia que “ya no solamente vienen este tipo de poblaciones vulnerables a pedir, sino que llega cualquier consumidor de drogas para que les financie el vicio. El padre no ayuda a familias, no da mercados, ni alimentos, simplemente tira billetes por la ventana, para que estas personas sigan consumiendo. Esa no es la forma de profesar el evangelio”. 

De interés para usted: Si te encanta vivir en Laureles únete a este grupo de Facebook

Para Kony Higuita, presidente de la Junta de Acción Comunal (Jac) de Florida Nueva y El Velódromo, “es una problemática social que nos aqueja desde hace varios años y no es malo ayudar, pero el conflicto radica en la forma en que se hace porque termina afectando a la comunidad”. 

Mientras estos vecinos deben lidiar con riñas callejeras, daños a su propiedad y atracos en la entrada de sus viviendas, las autoridades hacen controles solo para dispersar a los habitantes de calle del lugar. 

Stella Marín, presidenta de la Jac de Laureles, confirmó que esta problemática no se presenta solamente en este lugar y que “a pesar de las campañas para evitar darles dinero, hay visitantes a establecimientos comerciales que dan ayudas a estas personas y por esta razón nunca se irán de las calles del barrio”.

Lea también: Señalado de usar a un niño para pedir limosna en Los Colores

Desde la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá señalaron que han realizado varias intervenciones en compañía de otras instituciones como Espacio Público y la Secretaría de Inclusión Social de Medellín, con el fin de “garantizar la tranquilidad de los vecinos, que no se presenten desórdenes y brindar atención médica y psicosocial si alguna de esta población vulnerable lo requiere”. 

Mientras que desde la inspección de policía se realizó apertura de procesos hacia el padre Luis, amparados en la ley 1801 por comportamientos contrarios a la Convivencia que representan afectación a la tranquilidad ciudadana y alteraciones en la sana convivencia a la comunidad del sector

Residentes del sector han pensado en hacer una acción grupal para que se controle el horario y la presencia de población vulnerable en este barrio de la comuna ya que no pueden prohibir que el vecino ofrezca limosnas a estas personas.

Visite además: Preocupan casos de maltrato infantil en Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co
Fotos y videos: cortesía