Envigadeños conquistan el monte más alto de Alaska

Envigadeños conquistan el monte más alto de Alaska

‘El frío, abrazo del gran Espíritu Salvaje’ es el nombre de esta expedición, la cual pretende conquistar el monte Denali, considerada la montaña más fría del mundo, el pico más alto de Alaska, Estados Unidos.

Este grupo de escaladores envigadeños, que se hace llamar ‘Huella de montaña’, se ha propuesto alcanzar el punto geográfico más alto de cada continente, a través del proyecto bautizado como ‘7 colmillos continentales’.

Lea además: Envigadeños conquistarán la montaña más alta de Norteamérica

Hasta el momento, estos deportistas han puesto la bandera de Envigado en las cimas de tres de esos 7 “colmillos”: El monte Aconcagua (enero de 2015. Argentina). Monte Kilimanjaro (25 de enero del 2016. Tanzania, África) y Monte Elbrus (30 de julio. Rusia, Europa). Por estos días se encuentran escalando el monte Denali, que sería su cuarto “colmillo” en la construcción de este reto.

Contraste de emociones

La primera visita que tuvo este grupo fue al Parque Nacional Los Nevados (Eje cafetero), hace unos 16 años. Según Nicolás Díaz ‘Lobo’, líder del grupo, “Éramos muy inexpertos y el sueño en ese momento era conocer la nieve. Para mí, particularmente, era volver a los espacios naturales y recordar cuando yo pertenecía a los boy scout de Envigado. Así que dicha visita al parque me reconectó con la naturaleza y me incentivó a recorrer sitios así, esta vez con más fuerza”.

El contraste de emociones mientras se sube una montaña de estas características hace que estos escaladores se enfrenten a dudas, tristezas, euforia y demás sentimientos.

Le puede interesar: Club envigadeño, primero en ascender de forma autónoma al Nevado del Ruiz

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Huella de Montaña (@huelladm)

“El objetivo inicial era difundir el montañismo, que lo conocieran y supieran que hay personas muy talentosas en este reto. A medida que uno va escalando aparecen dos voces, la negra y la blanca, las cuales despiertan en uno esos pensamientos que uno en la cotidianidad nunca quiere escuchar”.

En ese proceso de meditación activa, la misma que implica escalar una montaña de tal nivel, los envigadeños envían un mensaje de superación. “Esas voces en la cabeza que lo llenan a uno de miedos, pues hay que enfrentarlas, no solamente en el montañismo sino en el día a día”, expresa Nicolás.

La travesía avanza y los expedicionarios siguen ascendiendo el monte Denali. En estas líneas también celebraremos cuando la bandera envigadeña se pose en dicha cima. ¡Fuerza, muchachos!

Le recomendamos: Si amas a Envigado únete a este grupo en Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fotos: cortesía Huella de Montaña

(Visited 421 times, 1 visits today)