Vecinos de El Poblado denuncian prostitución en plena cuarentena

Vecinos de El Poblado denuncian prostitución en plena cuarentena

Vecinos de El Poblado denuncian prostitución en plena cuarentena

“No es posible que estas mujeres continúen con sus farras mientras nosotros estamos guardados para evitar la expansión del virus”, asegura un vecino que vive en cercanías al parque Lleras, quien pide no revelar su nombre por seguridad.

Foto: cortesía

Esta es la situación que denuncian residentes de El Poblado (Medellín), donde se ubica la zona rosa, Provenza, Manila y Patio Bonito. Aseguran que extranjeros no están respetando la cuarentena y que aún les brindan la posibilidad de alquilar alojamientos Airbnb en estas zonas de la comuna 14.

Le recomendamos: Pareja de El Poblado vivió una pesadilla en Perú por culpa del coronavirus

¿Hay controles?

“Uno de los vecinos logró tomar fotos cuando unas prepagos se bajaban del taxi, contratadas por extranjeros. Estamos muy preocupados porque estas mujeres se están encargando de regar el virus (coronavirus o covid-19) por todo lado”, expresa otro de los residentes.

Con esta información, la policía de El Poblado asegura que está haciendo todos los controles necesarios en hostales y Airbnb para que el aislamiento se respete a cabalidad.

Le recomendamos: El Poblado, la comuna de Medellín con más recuperados de coronavirus

Informan también que dichos hostales ubicados en estos sectores permanecen actualmente vacíos y que la problemática más grande que tienen en esta crisis sanitaria tiene que ver con los habitantes de calle.

Otra de las vecinas asegura que “aún se ven muchos extranjeros caminando por ahí” y que en días de semana “se hacen fiestas con prostitutas y drogas en establecimientos a puerta cerrada. Son muy hábiles porque cuando llega la policía ya no hay nada”.

Desde antes de esta crisis, residentes de la zona han denunciado constantemente esta problemática de drogas y prostitución, donde la policía ha insistido, especialmente a extranjeros, sobre el cuidado que deben tener con personas inescrupulosas que cometen hurtos, atentando contra la vida de turistas y residentes a través de drogas tóxicas como la escopolamina.

Lea además: La ruta de la escopolamina en El Poblado

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co