Habitantes de Laureles denuncian el uso de niños para pedir dinero

Denuncia por niños pidiendo dinero en Laureles, Medellín

Habitantes de Laureles denuncian el uso de niños para pedir dinero

A los vecinos de Laureles (Medellín), les preocupa la situación de mendicidad que se ve a diario por las calles y avenidas de sus barrios. A pesar de que la situación económica es difícil para muchas personas, están utilizando niños para pedir dinero, ropa y alimentos.

Varias de estas imágenes fueron captadas por habitantes de Laureles y algunas cámaras de seguridad de edificios que evidenciaron el momento en que varias personas organizan su recorrido, con el fin de buscar ayudas económicas por parte de los residentes. Se conforman grupos compuestos por un adulto y un menor, quienes se preparan  para recorrer las calles o quedarse en un punto estratégico y así conseguir dinero.

Para Sandra Muñoz, vecina de Florida Nueva, “el problema no es que pidan sino que utilicen a los niños como objetos para que reciban más ayudas. No se puede normalizar esta situación y la Alcaldía debería hacer algo para ayudar a los menores y sus familias con algún subsidio o alguna oferta de trabajo”.

Lea además: Crece la preocupación de vecinos de El Poblado por indígenas en mendicidad

Como dice la popular frase “la necesidad no presenta ni tiempo, ni espacio”, a estas personas que solicitan una ayuda no les importa si hace calor o cae una lluvia torrencial, solo importa que puedan conseguir dinero para pagar un lugar donde pasar la noche.

Orvey Poveda, hombre que llegó hace un año y medio a la ciudad, aseguró que “la situación está muy difícil por la falta de oportunidades. Yo tuve que irme con mi hijo y mi esposa para buscar un mejor futuro pero con la pandemia empeoró todo. Yo a veces hacía trabajos arreglando motos o lavando carros, pero se acabó el trabajo y tuvimos que empezar a buscar la colaboración de las personas“.

Sin embargo, Stella Marín, líder comunitaria de la comuna 11, mostró su preocupación porquela situación se hace repetitiva y cada vez son más los niños que están pidiendo dinero, razón por la que considera que las autoridades de infancia y adolescencia deberían hacer un control.

Le sugerimos: Siguen los problemas con los habitantes de calle en San Joaquín

“Al parecer, algunas de estas personas alquilan a los menores para que salgan a vender o pedir una ayuda. Que salgan a rebuscársela pero que no vengan con los niños y que busquen alguna ayuda para ellos”, comentó Marín.

Según datos de la secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de Medellín, la situación de mendicidad o trabajo infantil se presenta especialmente en comunas como Laureles, El Poblado, La Candelaria y La América. Por esta razón, existe un programa para identificar y caracterizar a esta población y activar la ruta de ayuda para el restablecimiento de sus derechos fundamentales.

Además, desde el despacho adelantan recorridos nocturnos para proteger a los menores en riesgo de trabajo infantil, consumo de sustancias psicoactivas y mendicidad. En lo que va del 2020 se han realizado 51 intervenciones para el rescate de niños y adolescentes.

De interés para usted: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Laureles

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co