Preocupan daños y robos de contadores de agua en Belén

Preocupan daños y robos de contadores de agua en Belén

Preocupan daños y robos de contadores de agua en Belén

Habitantes de Belén (Medellín) denunciaron el aumento de hurtos y daños a los elementos que componen los contadores de agua del acueducto durante el aislamiento obligatorio. Aseguran que los robos se producen en altas horas de la noche y no están de acuerdo con que deban asumir el costo de la reparación.

La semana pasada, Salvador Agudelo, residente de Belén, se despertó y por la llamada de un vecino notó que el medidor de su casa estaba botando agua en grandes cantidades. De inmediato, el hombre llamó a EPM para que solucionaran el daño, ya que inicialmente pensó que se había reventado una tubería.

“Los trabajadores llegaron después de las 11:00 a.m., el contador estaba inundado y me dijeron que no había ningún daño en la tubería, que era que se habían robado el medidor del agua, aplicando la fuerza para reventarlo”, contó el vecino.

Agudelo contó que “además me informaron que el arreglo lo tiene que pagar el propietario de la casa. No tengo problema para pagarlo, pero no estoy de acuerdo con este pago, es decir, si 100 veces se lo roban, hay que pagarlo las mismas veces. Nos hace falta más seguridad”.

Lea además: Vecinos de Laureles, preocupados por el aumento en los servicios públicos

Este hombre detalló que antes de ir a dormir no escuchó ruidos extraños ni vio personas ajenas rondando. “Cabe resaltar que las calles cercanas al parque de Belén después de las 8:00 p.m. son muy solas y más en la cuarentena. La realidad es que la Policía no puede vigilar cada calle, pero sí necesitamos cámaras de seguridad o que hagan patrullaje con más constancia”.

Ante esto, Fernando Calad, jefe de la unidad de mantenimiento de provisión aguas de EPM, manifestó que “estos hurtos han aumentado significativamente en los últimos meses en todo el Valle de Aburrá, especialmente en Medellín y Bello, una situación que genera afectaciones en el servicio”.

En los últimos 3 meses, desde que comenzó la cuarentena, fueron 102 casos de robos a medidores de agua. Pasaron de 118 hurtos a 221 en lo que va del año.

Dichas afectaciones consisten en la interrupción parcial del servicio, la pérdida significativa de agua que sucede mientras se instala el medidor nuevo y el cobro que debe asumir el cliente para la reparación y posterior instalación.

Le sugerimos: reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Belén

“La acometida y el medidor de agua son propiedad del cliente. Cualquier trabajo, mantenimiento o reparación, están a cargo de cada vecino. El costo aproximado de un medidor nuevo es de $ 156.000 pesos“, manifestó Calad.

Desde EPM invitaron a todos los vecinos para que alerten de cualquier actividad sospechosa cerca a las cajas de los medidores. Pueden usar la línea de atención 44 44 115 para confirmar si es personal de la entidad el que está utilizando o trabajando estos dispositivos.

Por su parte desde la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá aseguraron que “se trata de actos de delincuencia común, en su mayoría cometidos por habitantes de calle quienessacan las piezas metálicas para venderlas en chatarrerías“.

Así mismo, recomendaron denunciar a la línea 123 cualquier acción de hurto o daño a estos medidores. Además de denunciar los lugares donde comercialicen con estas piezas.

De interés para usted: Preocupan los daños y robos a las bicicletas del sistema

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co