Ana María le enseña a estar en equilibrio con el universo a través de la cerámica

Curso de arte terapia con cerámica y torno en Medellín

Ana María le enseña a estar en equilibrio con el universo a través de la cerámica

En su taller Ana María busca enseñar la relación entre la cerámica y el universo. Una herramienta terapéutica para sanar y encontrar el balance.

No se pierda: Su especialidad: escribir historias alrededor del amor

Hace 5 años, Ana María Martínez decidió que quería modelar cerámica por el resto de su vida. En el torno, dice, encontró una manera de sanar y conectarse con su esencia.

“Me di cuenta que es una oportunidad para centrarnos y encontrarnos con nosotros en una pieza de barro. Entendí que cada vez que se da forma al barro nos damos forma a nosotros mismos y que esta experiencia es una ocasión para sanarnos y aprender a valorar lo que sale de nuestras manos como a nosotros mismos”.

Estudió Comunicación Social en la Universidad Eafit y se despeñó en el área digital durante un par de años. Sin embargo, lo que empezó por pura curiosidad, terminó convirtiéndose en su proyecto de vida.

También: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

“Ver a la gente tornear me parecía delicioso, hasta que un día busqué si dictaban clases en Medellín, con tan buena suerte que encontré  un taller en el que no tenían ese curso, pero en ese momento habían traído a una profe de Bogotá que sabía la técnica”.

Empezó yendo una vez por la semana, “pero al relacionar ese arte con la proporción áurea (un espiral que siempre está en la naturaleza y se encarga de que todo sea hermoso, perfecto y eficiente) me enloquecí”.

Le interesa: María Lourdes hace música con la cerámica

Esta vecina de El Poblado, que siempre se ha interesado en los temas de bienestar y espiritualidad, encontró que el movimiento de la naturaleza, que imitaba el torno, no era gratuito, pues “nos ayuda a equilibrar nuestra energía femenina y a crear contenedores de energía con el poder de los 5 elementos”.

Después de varias reflexiones Ana María creó Potterapy, “un taller de arte terapia en el que no hacemos cerámica porque sí, lo que queremos es que las personas entiendan cuál es la relación entre la cerámica y el universo”.

No olvide: ¿Caminar o correr? Aprenda cómo hacerlo correctamente

Las clases, asegura, son una meditación activa en la que, además de enseñar los conceptos básicos de la cerámica en torno y hacer piezas (platos, cilindros, cocas o vasijas), los interesados aprenden “a ser centro, a encontrar balance y estabilidad“.

Infórmese: Si te encanta vivir en El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co