Vecinos expresan su angustia por el estado de la virgen de La Aguacatala

Vecinos expresan su angustia por el estado de la virgen de La Aguacatala

Vecinos expresan su angustia por el estado de la virgen de La Aguacatala

Un golpe duro para los fieles de la Virgen Rosa Mística, en La Aguacatala, la misma que pareciera ver con preocupación cómo su altar va desapareciendo por la ampliación de la avenida 34, obra perteneciente al Fondo de Valorización.

Vecinos piden más cuidado para la Rosa Mística de La Aguacatala. Foto: Julio César Herrera

Juan David Chavarriaga Arias es un vecino que nos expresa su angustia al ver el estado de esta tradicional imagen religiosa, ubicada en La Aguacatala. “Es un sitio de oración de todas las personas de Medellín. La dejaron sin bancas donde orar, sin techo donde refugiarse del sol o la lluvia. No hay un espacio adecuado para ubicar veladoras. Antes de mejorarla, lo que hicieron fue todo lo contrario. Se supone que es una obra que debría traer mejoras”, dice Juan David.

¿Qué pasará con la virgen?

Aún están suspendidas las obras pertenecientes al proyecto de Valorización en la comuna 14 (El Poblado). Sin embargo, la Alcaldía de Medellín habilitó el tráfico vehicular de la doble calzada de la avenida 34, entre la virgen de La Aguacatala y la loma de Los Balsos.

Contexto de la noticia: Habilitan paso en ampliación dela 34, entre La Aguacatala y Los Balsos

“No tenemos una fecha de reinicio de obras. Esta misma semana daremos a conocer ese calendario. Por ahora, queremos decirles a los fieles de la Rosa Mística que se adecuarán unas bancas en el sitio de oración y se está mirando la posibilidad de instalar una carpa para proteger la imagen religiosa”, aseguran desde el Fondo de Valorización de Medellín (Fonvalmed).

“Estamos evaluando los protocolos de bioseguridad (para la prevención del coronavirus o  covid-19) para el reinicio de las obras en El Poblado, pero eso se dará muy pronto”, agregan.

Mientras eso pasa, la angustia de los vecinos sigue latente. “Desde que empezaron las obras vimos que el altar de la virgen corría mucho peligro. Hoy lo estamos confirmando… este lugar de oración está en un limbo que nos preocupa mucho. Espero que le den prioridad y nos respeten a los fieles”, asegura María Cristina Montoya, católica y vecina de Los Balsos.

A la espera, entonces, de que la virgen de La Aguacatala recobre su altar y los feligreses puedan apreciarla, sin aglomeraciones, en este tradicional espacio dedicado a la espiritualidad.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Por Daniel González Jaramillo
gente@gente.com.co