Sebastián se ganó el cariño de los deportistas en la ciclovía de El Poblado

Creador del punto de hidratación en la ciclovía de El Poblado, Medellín

Sebastián se ganó el cariño de los deportistas en la ciclovía de El Poblado

De esos vecinos emprendedores, ¡pero que emprenden con cariño y le ponen el pecho a sus proyectos! Con ese mismo ánimo habla Juan Sebastián Gil, residente en la Loma de los Balsos en El Poblado, ingeniero de diseño de la Universidad Eafit y creador del ‘Punto de hidratación’ de la ciclovía, que se ubica en los parqueaderos del hotel Poblado Plaza. Esta es su historia.

Juan Sebastián es ingeniero de diseño de la Universidad Eafit. Fotos: cortesía

Lea también: Jóvenes de Laureles se unieron para ayudar a los venteros de El Estadio

Tiene 33 años de edad, apasionado por la bicicleta, quien desde muy joven ha sentido ese deber de cumplirle al medio ambiente. “Siempre he tenido esa sensibilidad por el cuidado de nuestros recursos y me he metido en proyectos relacionados con el tema. Desde que salí de la universidad nunca he estado vinculado a una empresa, siempre emprendiendo. Me he quebrado muchas veces (risas), pero acá sigo, sin pausa”, comenta el vecino.

Debido a su creatividad y empeño de sacar sus ideas adelante, Juan Sebastián, junto con un amigo, decidió en el 2015 construir un lugar para la gente que suele hacer deporte los fines de semana en la ciclovía. “Yo miraba que en la avenida El Poblado se ubicaba mucho comerciante vendiendo productos refrescantes, pero al final de la ciclovía todo quedaba muy lleno de basuras; botellas de vidrio y plástico por todo lado. De ahí me salió la idea de fabricar un punto de hidratación, tanto para las personas como para sus mascotas, que fuera amigable con el medio ambiente”. Actualmente, también se ubica en la ciclovía del Estadio.

Lea además: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Las mascotas también pueden disfrutar de este espacio en El Poblado.

Y así fue, en el garaje de su casa, Juan Sebastián comenzó a construir dicho punto, conformado por tapetes similares a la grama, un par de ventiladores de agua (por el momento no están por protocolos de bioseguridad), mangueras para que las personas se hidraten y cocas de agua para las mascotas. “Se ha ido transformando con el tiempo y la pandemia llegó para que evolucionáramos el cuento. Ya el mecanismo de hidratación es con cero contacto, todo se activa con el pie. El 2020 fue un año que nos dio una lección en todo sentido”.

Al inicio de este proyecto, las personas eran tímidas para acercarse al ‘Punto de hidratación’, “porque pensaban que les íbamos a cobrar algo, pero no. Este emprendimiento es gratuito y hecho para el disfrute de todos los que quieran. Nuestra mayor recompensa es esa, que las personas se sientan bien y que cuiden el medio ambiente”.

Un emprendedor que seguirá ganándose el cariño de la gente, de las mascotas y, por supuesto, de nuestro medio ambiente. ¿Ya lo conoce? Cuando a salga a montar en ‘cicla’ los fines de semana se lo podrá encontrar.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co