CIDH escuchará a las víctimas de CDO

CIDH escuchará a las víctimas de CDO

CIDH escuchará a las víctimas de CDO

El grupo empresarial que construyó los edificios Space, Asensi y Continental Towers sigue su actividad edificadora.

Después de años de infructuosa lucha ante los estrados de la Superintendencia de Industria y Comercio, el Tribunal Superior de Bogotá, la Superintendencia de Sociedades y la Corte Suprema de Justicia para que CDO les devuelva el dinero pagado por sus apartamentos, un grupo de propietarios de Asensi dejará su caso en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La abogada Laura Moreno, representante de estos afectados, sostuvo que la decisión la tomaron luego de que ninguno de los fallos que ordenan la devolución de los dineros a los afectados hubiera podido llevarse a cabo.

Lea también: Así falló la justicia frente a los implicados en el Space

Junto a esta demanda, que ya fue admitida por la comisión, los perjudicados acudirán a la Corte Constitucional para hacer cumplir las sentencias judiciales que a lo largo de los últimos años han ordenado al Grupo CDO, hoy en reorganización, pague lo adeudado a sus compradores.

El origen
El 27 de junio del 2014, la Superintendencia de Sociedades anunció la intervención del Grupo Constructora de Obras-CDO (conformado por Calamar, Vifasa, Alsacia, Bepamar e Inversiones Acuarela).

Le sugerimos: Las secuelas de Space, en el cemento y el corazón

De acuerdo con un comunicado oficial de la entidad, la “medida busca la protección del crédito y la recuperación y conservación de los activos de la empresa frente a eventuales y presentes reclamaciones de los acreedores”.

Un mes después ordenó la liquidación de Lérida CDO, firma que construyó el Space. Como parte de este proceso, el 8 de septiembre del año pasado la Supersociedades ordenó la adjudicación y entrega de bienes por un valor de 7899 millones de pesos, compuestos en su mayoría por el lote del Space.

Le puede interesar: ¿Qué nos enseñó como sociedad el Space?

Las dificultades en la venta de este predio han impedido hacer efectivo este pago, pese a que en la actualidad la firma Bepamar termina de vender Alcalá Parque Residencial y construye el proyecto Bosque de Alcalá, en Bello; que Calamar construye en Calasanz el proyecto Fiorenza y que Guasandi, una empresa del grupo, esté vendiendo los apartamentos de Guayacanes de San Diego.

FOTOS: Hierba y ruinas, lo que queda del Space

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co
Antes y después del lote donde estuvo ubicado el edificio Space:

(Visited 123 times, 1 visits today)