En esta cuarentena despierte al escritor que lleva dentro

En esta cuarentena despierte al escritor que lleva dentro

En esta cuarentena despierte al escritor que lleva dentro

Luego de intentar aislarse en una montaña para encontrar la ¨musa de la inspiración¨, y no obtener buenos resultados, Paola Andrea Cardona, creó Territorio de Letras, un proyecto que, además de generar contenidos y hacer las veces de librería virtual, ofrece talleres creativos para mejorar la redacción.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paola A. (@territoriodeletras) el

Esta periodista, que entró al mundo de las letras gracias a su abuelo, trabajó durante 16 años en El Colombiano. Sin embargo, ella quería transmitir sus conocimientos sobre escritura y desde 2016 se dedica a enseñar a contar historias, dar pautas de ortografía e incentivar a las personas a que se narren a sí mismas.

Ella nos da algunas pautas sobre escritura creativa e invita a todos nuestros lectores a que tomen una pluma y un papel o se siente enfrente del computador poniendo en práctica sus consejos: ¨Todos llevamos un escritor dentro del corazón. Escriban, dejen que fluya. Al final, todos tenemos algo que contar¨.

La idea que ustedes pongan en práctica estas pautas y en máximo 500 palabras narren su entorno, su barrio o su cotidianidad en estos días de confinamiento por el coronavirus. Las mejores historias serán publicadas en www.gente.com.co

Le recomendamos: Los mejores museos del mundo están a un clic

¿Qué se necesita para escribir?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paola A. (@territoriodeletras) el

-Tener deseos de hacerlo. Si esa necesidad de escritura es tal, no dude ni un segundo más en sentarse a redactar. No importa si nunca lo ha hecho.

-Conocerse a sí mismo. Descúbrase como escritor. Escriba en un papel sus habilidades y sus puntos por mejorar para trabajar en esos aspectos.

-Aterrice las historias. Aclare su mente y escoja el tema que le genere conexión. No se estrese si no le sale el relato que quiere. Deje que fluya.

Lea también: La escritura, su inspiración dentro y fuera de la cárcel

La práctica hace al maestro: ejercicios de escritura

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paola A. (@territoriodeletras) el

1. Volvamos a los tiempos de antes, haga cartas
Las cartas que nuestros abuelos escribían a puño y letra para conquistar a sus enamoradas o saludar a algún familiar son cada vez más escasas. Haga ese ejercicio para que fluyan esas emociones o historias que generalmente no se verbalizan. No tienen que ser a mano. De igual forma, acérquese a los libros que son de este formato epistolar.

2. Narre sus recetas
Mezcle la cocina con la escritura. Aproveche sus 5 sentidos y, mientras hace de comer, relate detalladamente eso que está preparando: a qué huele, cómo se escucha, a qué sabe. Sea muy descriptivo y use esas palabras que generalmente no utiliza. Poner a trabajar la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto despertará su capacidad escritural.

3. Aprenda en familia

A cada miembro de su familia, otórguele un color para que escriba un listado de palabras que se relacionen con él. Incluso, pueden ser emociones. Por ejemplo, verde: montañas, esperanza, loro, hojas, Atlético Nacional. Ganará el que más palabras haya encontrado. Esto además de estimular la mente, enriquecerá su léxico.

4. Un cadáver exquisito

Se juega entre un grupo de personas que escriben una composición en secuencia. Alguien comienza la historia y cada miembro tendrá 1 o 2 minutos para continuarla, sólo podrá ver la línea final de lo que escribió el jugador anterior. Para hacerlo más divertido, antes de empezar, escriba emociones y dele una a cada participante, para que al escribir se apoye en ese sentimiento.

Le sugerimos: “Para escribirles a los niños hay que tener mucho de ellos”

Recuerde:
– Como escritor, usted es el primero que debe sentir la emoción que quiere expresar para saber transmitirla.
– Observe su casa desde los ojos de la escritura. Descubra los detalles a los que no les pone cuidado.
– Cambie los adjetivos por descripciones. Vaya a los detalles. Mire con otros ojos, desde otros ángulos y narre diferente.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co