En la cuarentena con sus hijos siga las recomendaciones de una Mamá con Amor

Durante la cuarentena con sus hijos reciba las recomendaciones de una Mamá con Amor

En la cuarentena con sus hijos siga las recomendaciones de una Mamá con Amor

Ana María Franco es una abogada de 30 años de edad que se dedicó a ser mamá y a llevar su mensaje de paciencia e inteligencia emocional a través talleres, redes sociales y un blog personal. Durante esta cuarentena por el  coronavirus (covid-19) comparte su vida, sus rutinas y actividades, ¨todo filtrado por el corazón¨.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ana María Franco Villegas (@mamaconamor) el

Luego de regresar de España y permanecer unas semanas aislada, esta vecina de El Poblado (Medellín) invitó a sus seguidores a salir de casa: ¨Cada día vamos a “irnos” a un país, a aprender su cultura, comida, bailes, juegos y, porqué no, películas¨.

Creó un pasaporte (que puede descargar en el link de su biografía) y se encargó mostrar en sus historias de Instagram detalles de algunas culturas.

Ella y sus hijas viajan con la imaginación, se visten acorde al país, escuchan su música, disfrutan de la gastronomía y aprenden sobre historia. Todo para que este encierro sea inolvidable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ana María Franco Villegas (@mamaconamor) el

Y es que por estos días, el estrés más grande en la casa de los Ferrer Franco es que se haya perdido el huevo dorado del dragón o que el tacón rosado de la Barbie no aparezca.

No es que sean la familia perfecta, sino que Ana María y Daniel le enseñan a Mariana y Elisa sobre resolución de conflictos y manejo de sus emociones con situaciones de la vida real.

La mejor profesión: la de ser madre

Cuando comenzaba su etapa laboral, Ana María quedó en embarazo. Mariana nació en un paseo a Miami, a las 29 semanas de gestación. Pesó 750 gramos y estuvo 21 días en cuidados intensivos.

¨Justo ahí reevalué todas mis prioridades, ya no me importaba convertirme en la superejecutiva, sino que más bien me prometí que si sobrevivía, iba a ser la mejor mamá del mundo¨.

A ella y a su esposo les advirtieron sobre algunas complicaciones neurológicas y los capacitaron para acompañar a la bebé.

¨Como estudiosa y nerda que siempre he ido, me empeñé en que, si esto era lo que me había puesto la vida, me iba a volver la más tesa en neurodesarrollo¨.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

25 AÑOS. 1 MATRIMONIO. 1 CARRERA UNIVERSITARIA. 2 EMBARAZOS. 2 PARTOS💗 Seguí los estándares, todo en un orden “impuesto”, o simplemente orden, según la sociedad. Hasta ese momento pensé que iba cumpliendo, que pertenecía, estaba vigente en el check list. Pero Elisa me enseñaría que no existe tal cuenta, tal orden, la check list que garantizara mi felicidad, y la manera de vivir plenamente. Ella llegó para desestabilizarme. Mi cabeza, que era millones de cosas ordenadas, de repente no tuvo soporte, no pudo conectarse con la emoción que produciría seguir ese curso, y si bien me sentía a gusto con la vida, no estaba del todo feliz. Mis manos no alcanzaban para atender las necesidades de mi familia, me tocó soltar. Y ese soltar implica, en algunos casos, auto-declararse incapaz, y por tanto, infeliz, en ese discurso antes mencionado, de caminar el mismo camino en el que todos nos sentimos a gusto y sonreímos ante las dificultades que se van presentando. Todo en mi vida tambaleó. A los ojos de la gente y de la sociedad nada cambió, pero no me identifico con la mamá de la foto. Algo muy grande me invadió, la frase de “se tu misma, es tu súperpoder” me martilló muchas noches, porque como la res de un ganado iba en la misma dirección del resto, porque no tenía ningún súperpoder, entonces por ende, no era yo misma, sino cualquiera, que hubiera subido, uno a uno, los peldaños. En este camino de autoreconocimiento, de rebobinar la película de mi vida, me reinventé. Y descubrí que no soy nadie diferente al resto, y aun sabiéndolo me siento a gusto. Mi vida, ordinaria; mi matrimonio, ordinario; mis hijas, ordinarias, me inspiraron a decirle al mundo que así se puede ser feliz. Y entrenarse es fundamental para transmitir seguridad a los hijos, para hacer de ellos personas que se sientan a gusto de sus buenas acciones, sus pequeñeces. Ese ha sido un cambio transformador, el verdadero “se tu misma”. Ahora todo encaja💗El discurso que tengo para educar es coherente, revoluciona por lo lógico, bastante olvidado en nuestros días. En el taller del 29 de noviembre, hablaremos de lo feliz que puede hacernos este viaje como padres, de lo necesario que así sea.💗 info ➡ #MamaConAmor

Una publicación compartida por Ana María Franco Villegas (@mamaconamor) el

Al principio estudió por su cuenta, con los documentos e investigaciones que le facilitaban en la clínica que nació su hija.

Pero luego de pasar varios días encerrada en la casa, tuvo la necesidad de compartir todo ese conocimiento en un blog, ¨lo que quería realmente era sentir que no se me estaban muriendo las neuronas¨.

Abrió Instagram en 2015, poco (o nada) se hablaba sobre los influenciadores. Pero comenzaron las preguntas de algunos seguidores y ella continuó con la capacitación.

Se certificó por la Positive Discipline Association como entrenadora de padres y realizó cursos de Trastornos del Comportamiento en la Universidad CES, Disciplina Positiva para Parejas, y afines.

Tiempo después quedó embarazada de su segunda hija, Elisa, y se dedicó a plasmar en palabras los sentimientos que afloraran durante la etapa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ana María Franco Villegas (@mamaconamor) el

Con sus 2 experiencias como mamá y el resto de sus estudios, diseñó una metodología de crianza.

Hasta ahora Ana María ha certificado cerca de 2800 familias en Colombia. Y ha dictado charlas en Miami, Nueva York y las principales ciudades del país. Es embajadora de diferentes marcas y tiene alrededor de 76.137 seguidores a los que inspira y les enseña lo malo y lo bueno de ser mamá.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Ana María Franco Villegas (@mamaconamor) el

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Abril 21, 2020

Categoría

El Poblado, Emprendedores, Gente

Tags

actividades, confinamiento, coronavirus, covid 19, covid19, crianza, cuarentena, disciplina positiva, el poblado, emprendedor, familia, hijos, Influencer, Instagram, madre, mamá, Medellín, mujer, mujer emprendedora, niños, padres, poblado, qué hacer