Conoce la verdadera historia de Arelys Henao

Conoce la verdadera historia de Arelys Henao

Es demasiado tarde, de Ana Gabriel, fue la primera canción que interpretó Arelys Henao ante un público masivo. Eran casi 5000 personas, ella tenía 12 años. Aurora Moreno, su profesora, la había inscrito a un festival en Liborina, Antioquia. No necesitó plata. Ese día la pequeña, que se le había fugado a su padre, no pagó ni el pasaje del bus porque, tal y como le dijo al conductor, “los artistas no pagan”.

Cuando llegó al pueblo estaba feliz, sensación que le duraría poco, pues los músicos con los que había ensayado no la quisieron acompañar. Sin embargo, a pesar de la insistencia de que abandonara la tarima, tomó el micrófono y se empeñó en cantar una ranchera. Al día siguiente, su papá “le dio una pela y la gente en la calle le pidió una foto”. Este sería el comienzo de una dura, pero fructífera carrera.

El occidente antioqueño fue su cuna y su escenario. Nació en “Los dominios de María del Pardo”, en Sabanalarga. Es la tercera de los 8 hijos que tuvieron Alonso Henao y María Ruiz. Su Infancia transcurrió en el campo; cantaba donde se le presentara la oportunidad. La música guasca la enamoró desde siempre. Ese gusto lo heredó del lado paterno.

Lea también: Arelys Henao, la vecina de El Poblado que le cuenta su historia al mundo

En 1996 llegó a Medellín desplazada por la violencia. Fue entonces cuando comenzó la lucha por ganarse un lugar dentro de la música popular. Vendió libros en las calles, se ganó becas y salió premiada en concursos. Dos años más tarde hizo sus primeras grabaciones para Discos Victoria, al lado de Joaquín Bedoya, Agustín Bedoya y otros importantes artistas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ARELYS HENAO (@arelyshenao)

Al inicio del nuevo milenio comenzó a abrirse camino. En el 2000 lanzó Me nace del alma, su primera producción con el sello discográfico Colmúsica. Pero fue Por la puerta grande, un álbum con 14 canciones, el que la lanzó al estrellato a nivel nacional e internacional. Canciones como No aguanto más, Madre soltera, Por mis hijos, entre otras, le entregaron el título de Reina de la Música Popular.

“Yo no elegí ser artista, yo nací siéndolo. La verdad es que soy de una familia campesina, en la que nadie era cantante ni se le pasaba por la cabeza. Mis padres me cuentan que a los 2 o 3 años amenizaba las fiestas con mi voz. Siempre era al lado de la radiola escuchando Sutatenza. A medida que fui creciendo empecé con el cuento de ser cantora, pero mi papá me insistía en que fuera profesora, porque eso de la fama era para los ricos, no para los pobres”, cuenta Arelys.

Sus padres fueron los que más sufrieron con las humillaciones que vivió a lo largo de su carrera, no entendían por qué se empeñaba, como cuando tenía 12 años, en cantar. “Yo no era ni bachiller, así que tampoco podía estudiar, además no me importaba que me cerraran las puertas en la cara, total, nada tenía en las manos”.

Lea además: Fernando González, el vecino de Belén que inmortalizó la canción de la Feria de las Flores

Cuando Arelys Henao está en un concierto, como en una película, su cabeza se va llenando de anécdotas, las mismas que hoy la hacen ser quien es. Por eso en Mi historia, su nuevo álbum, cuenta en 17 canciones los relatos que dan testimonio de esa mujer, que más que ser la Reina de la Música Popular, es esposa, madre e hija, una ama de casa que adora estar descalza, acostarse en un sillón y cocinarles a sus hijos.

*Esta nota fue publicada originalmente el 3 de marzo de 2017 en la edición impresa del periódico Gente Laureles con el título ‘La Reina de la Música Popular vive en nuestro barrio’.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Foto Archivo El Colombiano

(Visited 22.158 times, 4 visits today)