Esta ingeniera química le enseña a usar correctamente el blanqueador

Esta ingeniera química le enseña a usar correctamente el blanqueador

Esta ingeniera química le enseña a usar correctamente el blanqueador

Gente habló con Beatriz Garcés Beltrán, vecina de San Joaquín y docente de la Facultad de Ingeniería Química de la UPB, quien dio algunas recomendaciones para hacer un buen uso del cloro o blanqueador, una sustancia popular que se utiliza la mayoría de hogares como limpiador y desinfectante.

Una de las medidas de protección más mencionadas para evitar el contagio por coronavirus es mantener un limpieza permanente de espacios, prendas de vestir y los elementos que puedan estar en casa. Sin embargo, algunos vecinos usan químicos muy fuertes como el cloro para la desinfección, dando en algunos casos un mal uso, que puede generar daños a los objetos, quemaduras e intoxicación de la persona que lo utiliza.

Según la vecina, lo primero que se debe tener en cuenta es la diferencia entre lavar y desinfectar, es decir, “cuando lavamos con detergentes lo hacemos para retirar la suciedad (materia orgánica), mientras que la desinfección se hace con sustancias químicas para eliminar microorganismos presentes en superficies y el ambiente”.

Esta sustancia conocida químicamente como hipoclorito de sodio es un activo de los blanqueadores. “El producto que se compra en las tiendas, realmente tiene una concentración pequeña de este químico, aún así puede ser muy peligroso“, explicó la experta.

Lea además: Aproveche la cuarentena para “jardinear” en familia

Una de las recomendaciones más importantes a la hora de usarlo es diluirlo en agua, a una baja concentración para desinfectar algunos espacios y elementos. Aunque la mayoría de vecinos lo usa para desinfectar todo, hay algunos objetos o superficies en los cuales no puede usarse.

“No es recomendable usarlo en objetos metálicos ni en los aparatos electrónicos, porque es una dilución oxidante. De resto se puede usar en superficies como madera, pasta, plástico o vidrio”, explicó la vecina.

Respecto a la comida tampoco es correcto usarlo, ni siquiera en empaques, frutas o verduras, “preferiblemente es mejor utilizar el agua y el jabón para lavar los alimentos, en frutas o verduras que tengan cáscaras muy duras y con una solución con poco hipoclorito”, añadió Beatriz Garcés.

De interés para usted: Docentes de UPB crean mascarillas con nanotecnología y agentes antivirales

La mayoría de blanqueadores que se consiguen en el mercado tienen una cantidad de hipoclorito de 5.25 % por tarro. Por esta razón, “es recomendable usar guantes cuando se vaya a limpiar algo y diluirlo en mucha agua, ya que si se toca esta solución a este porcentaje puede ocasionar quemaduras en la piel y al tiempo una dermatitis“, comentó la vecina.

Para diluirlo se puede utilizar una cucharadita (5 mililitros) por cada taza de agua. Además se debe usar tapabocas y dejar una ventana o espacio para que ventile la sustancia, ya que si se inhala por mucho tiempo pueden generar algún tipo de intoxicación o afectación respiratoria.

“En el caso de la ropa es recomendable usar agua, preferiblemente caliente, y jabón porque cuando se usa el blanqueador las prendas se decoloran, las fibras y las telas sufren mucho, se debilitan. En los hospitales usan el químico para lavar las sábanas pero a una cantidad demasiado baja”, comentó la experta.

Lea además: Caretas en impresoras 3D, nueva iniciativa para ayudar al personal de salud

Hay vecinos que en algunos casos utilizan este químico para desinfectar las patas y huellas de las mascotas. Según la docente “es peligroso hacerlo con este elemento porque puede producir quemaduras, aunque sean en menor grado, es mejor usar pañitos sin alcohol para limpiarlos”.

Además del hipoclorito, hay otras sustancias que desactivan o inactivan el COVID-19 como: agua y jabón, alcohol mínimo al 70 %, y peróxido de hidrógeno (o agua oxigenada) mínimo al 0.5 %.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Laureles

Por Alexis Carrillo Puerta:
alexisc@gente.com.co