El Club Sanber de Belén celebra 30 años compitiendo en el fútbol aficionado

El Club Sanber de Belén celebra 30 años

El Club Sanber de Belén celebra 30 años compitiendo en el fútbol aficionado

Este equipo deportivo de Belén San Bernardo fue fundado el 9 de septiembre de 1990 con un capital de mil pesos. En ese entonces Carlos Alberto Silva, vecino de Las Playas, comenzó a entrenar jugadores en unos terrenos que les prestaban donde está actualmente el Aeroparque Juan Pablo II. Así fue como comenzó el sueño de muchos niños que querían ser futbolistas profesionales; algunos de ellos lograron.

Terreno organizado en el barrio Belén San Bernardo en 1996. Fotos: cortesía.

Un terreno baldío y unos palos de madera fueron suficientes para que Carlos Alberto Silva iniciara su sueño de tener su club de fútbol aficionado. Se hizo tan popular que solamente en la primera convocatoria se inscribieron 50 niños.

Medellín afrontaba un periodo difícil por la violencia en las calles y en San Bernardo no era la excepción. Sin embargo, el espacio que le fue entregado a este vecino en comodato, que era usado como escombrera, fue recuperado y se transformó en el campo donde más de un jugador, que actualmente es profesional, hizo sus gambetas o anotó un par de goles.

“Con el paso de los años trabajamos mucho en la formación de los muchachos y hay un equipo que recuerdo mucho denominados La Selección Colombia. De él hacían parte chicos como David Ospina, Juan Guillermo Arboleda, Felipe Aguilar, Felipe Banguero, Víctor Cantillo, Daniel Hernández y Angelo Rodríguez, quienes jugaron Pony Fútbol y hoy en día son jugadores profesionales“, explicó su fundador.

Le sugerimos: Ya son 83 años de tango y fútbol en el Bar Atlenal

El trabajo social, la formación de los deportistas y el impulso académico son las bases que este equipo deportivo ha manejado durante estos 30 años. Responsabilidad que heredó Santiago Silva, hijo mayor de Carlos Silva y actual presidente del club Belén San Bernardo.

“En estos últimos 5 años hemos tenido cambios de imagen, con el fin de ser más reconocidos a nivel nacional. El año anterior contábamos con 128 niños a quienes no solo les enseñábamos de fútbol sino que los orientamos en sus talentos. Si quieren ser profesionales de la actividad física, deportólogos… Primero es la formación, luego la competencia”, contó Santiago Silva.

Con mucho cariño Juan Guillermo Arboleda recuerda el tiempo que compartía junto a sus amigos en los entrenamientos. Y a pesar de ser un jugador profesional y estar en el Deportivo Pasto, extraña su barrio y su familia que siempre ha vivido en la comuna 16.

Lea además: La leyenda del fútbol que se hizo en nuestro barrio

“No todos mis compañeros tuvieron la oportunidad de llegar al fútbol profesional, pero hablo mucho con ellos. Más allá de estar lejos, quienes entrenamos en San Bernardo nos consideramos una familia. De Belén extraño la calidad y la unión con mi familia y mis vecinos”, comentó el futbolista.

Por su parte, Gustavo Franco, quien entrenó en el club Sanber hace más de 25 años, ahora pasa la batuta a la siguiente generación, su hijo entrena actualmente en el mismo equipo.

“En mi casa fueron muy rigurosos con el estudio y este club más que una escuela de fútbol, es un lugar de formación. Le di la posibilidad a mi hijo de escoger su experiencia, es un muchacho muy disciplinado y su sueño es convertirse en jugador profesional. Sin embargo, lo importante es que disfrute y se goce este proceso”, concluyó el padre.

Le sugerimos: Vecinos buscan mejorar la infraestructura deportiva de Laureles

Por Alexis Carrillo Puerta
Alexisc@gente.com.co