Sabor Sabanero se reinventó con las “Chirinatas”

Chirimía da serentas de balcón durante el coronavirus en Medellín

Sabor Sabanero se reinventó con las “Chirinatas”

En vista de que los eventos  masivos están prohibidos para evitar la infección de covid-19, la Chirimía Sabor Sabanero decidió crear un nuevo formato de su espectáculo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chirimía- Papayera. (@chirimiasaborsabaneromedellin) el

Lea también: Wílfer nació con las maracas en las manos

Mientras que en la calle los 4 músicos tocan el bombo, el clarinete, el redoblante  y las maracas la gente baila y grita en el balcón al son de los porros, fandangos, gaitas, mapalés, paseos y cumbias.

A este espectáculo musical Wílfer Alberto González, vecino de Laureles (Medellín), lo bautizó como “Chirinata”, un formato que nació en época de confinamiento y que según él cumple con un excelente protocolo de bioseguridad.

Hacer música en la calle no es fácil. Incomodan el sol y el tapabocas, los coros casi no se escuchan y sudamos como nunca, pero hay que hacerlo”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chirimía- Papayera. (@chirimiasaborsabaneromedellin) el

No se pierda: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

De estas chirinatas han dado unas 2 o 3, el último evento presencial de Sabor Sabanero fue el 16  de marzo en el cumpleaños del cantante Nelson Velásquez. 8 días después se decretó la cuarentena obligatoria por la covid-19 y cada músico se encerró en su casa.

Al inicio Wílfer  pensó que se trataba de una situación pasajera. Sin embargo, con el correr de los días y la escasez de dinero, buscó una solución.

Primero reactivaron un emprendimiento que hace 4 años comenzó paralelo con la chirimía, pero que Alejandra Arcila (su esposa) y él dejaron de lado cuando el proyecto musical despegó.

Le interesa: Así se la están rebuscando los mariachis en estos días de aislamiento

“Como no teníamos una entrada económica volvimos a impulsar a Sabor Artesanal,  un espacio en el que vendemos mermeladas, postres, tortas, piña colada y cremas de café, maracuyá y uva”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por @saborartesanalmedellin (@saborartesanalmedellin) el

Los productos y los empaques son hechos por ellos mismos, mientras que las recetas son de la abuela y la mamá de Wilfer.

Le recomendamos: José Javier también le puso tapabocas a sus obras

Sus primeros clientes fueron los seguidores de la chirimía, eso y las medidas anunciadas por el el Gobierno Nacional hace un par de semanas los animó  a continuar llevando el folclor del atlántico y del pacífico colombiano a pesar del coronavirus.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Chirimía- Papayera. (@chirimiasaborsabaneromedellin) el

Importante: Tres vecinos músicos cuentan sus experiencias con las serenatas virtuales

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co