Este chef dejó los yates y el mar para ser papá

Este chef dejó los yates y el mar para ser papá

Hace unos meses, el chef argentino Gustavo Milossi se radicó en Medellín para estar cerca de su hija. Acá ya inició varios proyectos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

No se pierda: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Durante muchos años, Gustavo Milossi recorrió el Caribe y el Mediterráneo cocinando en yates privados para celebridades y personas del común.

Desde muy joven, el laboratorio de este argentino ha sido la cocina, “me independicé a los 17 años y no me quedó otra que empezar a cocinar”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

Se apasionó con el tema y estudió gastronomía, pero nunca imaginó que iba a vivir del arte ni que mucho menos lo haría de manera profesional.

No olvide: Si le gusta ser vecino de El Poblado únase a este grupo de Facebook

Por mucho tiempo trabajó en diferentes restaurantes de su país, incluso fue profesor en una escuela.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

Hasta que en 2009 se fue para la Isla de St. Maarten. “Ese lugar tiene de particular que es la base de todos los yates que van a navegar por el Caribe, justo donde están las islas más exclusivas, frecuentadas por multimillonarios y personajes como Leonardo DiCaprio o Rihanna”.

Allá conoció a la mamá de Valentina, su hija, y vio la posibilidad de viajar, conocer gente de diversas nacionalidades y ganar un poco más de dinero.

Recuerde: A estos chefs de El Poblado la pandemia los unió como a una familia

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

“Hice muchos contactos, me subí a un yate y de ahí no paré hasta hace 2 meses que renuncié a ese sueño”.

Luego del nacimiento de su hija en Medellín y atravesar un proceso de separación, Gustavo continuó navegando.

Además: 20 años sirviendo comida de mar en El Poblado

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

Los días libres, que eran pocos, los aprovechaba para estar con Valentina. Sin embargo, había algo que ni el dinero, ni los atardeceres increíbles ni los viajes podían reemplazar: ver crecer y acompañar en cada etapa al amor de su vida.

“La pandemia me agarró en Las Islas Vírgenes, antes de irme yo le había prometido a mi hija que regresaría en 3 semanas y no nos vimos durante 11 meses. Así que reflexioné sobre mis prioridades y supe que no podía llevar más esa vida, que tiene más cosas positivas que negativas, pero que cuando tienes hijos es más difícil”.

También: Las cocinas ocultas, ¿un problema para los habitantes de Laureles?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

Para estar más cerca de Valentina compró un apartamento en El Poblado y se le dio la oportunidad de generar contenidos, desde su cocina, para una marca americana de repostería, NordicWare.

De igual manera, ideó una tienda virtual gourmet, que espera esté próximamente funcionando. Pero si sus planes no salen como espera, le toca empacar sus maletas y zarpar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Gustavo Milossi (@gusmilossi)

Importante: Provenza, un lugar para viajar por el mundo a través de la gastronomía

Foto Manuel Saldarriaga
Texto Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 16 times, 3 visits today)