Laureles se está quedando sin sus casas patrimoniales

Casas viejas están desapareciendo en Laureles, Medellín

Laureles se está quedando sin sus casas patrimoniales

Algunos vecinos que han vivido muchos años en la comuna 11  de Medellín, Laureles Estadio, manifiestan que el patrimonio arquitectónico y cultural se está perdiendo por la transformación del barrio.

Cada vez son menos las casas antiguas que quedan en el sector, esas viviendas grandes que se caracterizan por ser de un piso, con muchas habitaciones, varios patios y hermosos antejardines están desapareciendo.

¿Qué es lo que está sucediendo?, se preguntan algunos de los habitantes que han vivido durante toda su vida en este lugar o que sus familias han tenido casas por generaciones.

El patrimonio arquitectónico se ha ido perdiendo de a poco durante los últimos años, así como las familias tradicionales que lo habitaban ya que han ido migrando a otros lugares por diversas causas”, opina Alix Arbeláez, vecina que vivió durante 16 años en Laureles y cuya abuela ha vivido durante toda la vida en este barrio.

Le sugerimos: Si te encanta Laureles únete a este grupo de Facebook

Además contó que “hace 20 años Laureles era un barrio donde predominaban las casas y los edificio eran pocos, por lo que se prestaba la vida en comunidad. Hoy en día son cada vez menos casas y más edificios, donde lo que prima es la rentabilidad y las ganancias, por lo que el barrio diseñado en sus orígenes como un lugar familiar, hecho para levantar hijos, está quedando atrás”.

De manera similar opina Jaime Pulgarín. “Soy testigo de la destrucción del barrio Conquistadores, se está acabando el patrimonio con la venta de las casas y la construcción de nuevos edificios o negocios. La última que van a demoler es una casa ubicada al frente de Parques del Río, que en diciembre funcionó como parqueadero de motos y ahora van a hacer un edificio con apartamentos”, comenta.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Laureles

¿QUÉ SE CONSIDERA PATRIMONIO?

Consultamos con Margarita Gómez Montoya, directora de la Pinacoteca Da Vinci y de la mesa del patrimonio de la comuna 11, quién explicó que “en Laureles hay muchas construcciones que tienen un valor importante que merecen cuidarlas, porque ayudan a tener una narrativa histórica vigente del inicio de nuestros barrios, por allá en los años 50. Son lugares que tienen una arquitectura en fachada diferente, por lo general con incidencias europeas. Al interior hay una disposición de lo que representaba la familia en esa época y que ahora ha cambiado”.

Sin embargo, no solo las casas representan el patrimonio arquitectónico del barrio. Hay construcciones como las parroquias La Consolata o Santa Teresita que son baluartes y generan interés para los vecinos de Laureles. También la antigua coral Tomas Luis de Victoria, el kínder Pinocho y el barrio Carlos E. Restrepo hacen parte de la historia y es algo que se debe resaltar.

“Todavía nos quedan algunas casas como la antigua funeraria Betancur, pero que desafortunadamente se emplea para cosas distintas relacionadas a la historia y la cultura. Necesitamos ayuda de la Administración Municipal para preservar este patrimonio ya que las curadurías están dando licencias a todos para que acaben con el patrimonio arquitectónico”, comentó Gómez.

Lea también: Conozca la nueva mesa del patrimonio y la memoria de Laureles

NO SE PENSÓ EN PROTEGERLO

Según Víctor Enrique Ortiz, antropólogo y miembro de la Academia Antioqueña de Historia, “la preservación del patrimonio es una moda porque hace unos años no se pensaba en la protección de bienes que podrían llegar a tener un interés arquitectónico importante”.

“Hay que entender que el mantenimiento, sostenimiento y restauración de muchos bienes de interés arquitectónico en la comuna 11 es muy costoso y casi siempre están en manos de particulares. Por esta razón es que se vende y el lugar se destina a nuevas realidades arquitectónicas como ampliaciones de vías, construcciones de edificios y unidades residenciales”, concluye el experto.

Visite también: El espanto de la Casa Amarilla en Laureles que no dejó en paz a un vigilante

Por Alexis Carillo
alexisc@gente.com.co

(Visited 434 times, 1 visits today)