Casa Teatro El Poblado cumple 10 años

Casa Teatro El Poblado cumple 10 años

Este 25 de abril Casa Teatro El Poblado cumple una década enriqueciendo la oferta cultural de la Comuna 14 ¿Cómo han sido estos años? Gente le cuenta.

Durante todo el mes, Casa Teatro El Poblado celebrará sus 10 años con una obra diferente cada semana. Foto: Julio Herrera.

Casa Teatro El Poblado nació en el 2013 como una iniciativa de algunos vecinos por tener en la comuna 14 un poco de la oferta cultural que se había concentrado en el centro de ciudad. El sueño de los socios fundadores fue crear una iniciativa privada, pero sin ánimo de lucro, que estuviera al servicio no sólo de los habitantes de El Poblado, sino también para disfrute de todo Medellín. 

Puede interesarle: Envigadeño hace teatro para comunicarse con todos

El nacimiento de un sueño

El primer paso fue la demolición de tres grandes casonas sobre cuyos lotes se construyó este edificio. Desde el momento en que iniciaron las obras, se anunció que lo que allí se construiría sería un teatro, lo que generó inquietudes entre los vecinos de Santa María de los Ángeles, quienes no sabían qué tipo de personas llegarían al barrio, y cómo impactaría la existencia de este espacio en su vida cotidiana.  

Así lo recuerda Daniel Agudelo, comunicador de la fundación Casa Teatro El Poblado desde sus inicios. “Inicialmente eso fue una especie de conflicto social. Los vecinos al principio no estaban nada convencidos y creían que el barrio se les iba a llenar de escándalos, de bulla, de gente rara. Nosotros aprovechamos cada oportunidad para
socializar el proyecto y contarles a los vecinos qué queríamos hacer”.

Entre otras cosas, Daniel resalta la apropiación del espacio público que fue posible gracias a la presencia del teatro y sobre todo de su café. Para él, pasados 10 años, la Casa Teatro se ha convertido en un punto de referencia que ha dado un plus social al barrio, un lugar que ha hecho posible una activación de los espacios y de la comunidad de vecinos.

Cuando fue inaugurada, se pensó como un lugar para la circulación de las artes con una fuerte apuesta por el teatro local. “Queríamos que los grupos del centro de la ciudad vinieran a El Poblado para que este público también conociera sus propuestas”, Daniel también asegura que uno de los mayores retos a los que se enfrentó la casa ha sido convencer a la gente para que consuma teatro dramático.

“En Medellín, a diferencia de Bogotá, por ejemplo, continuamos en esa dinámica de construcción de público (…) hemos logrado cosas, pero al principio fue difícil tener que cancelar funciones porque no asistía nadie… Una cosa traumática para la institución y para el grupo”, situación que, cuenta Daniel, los aquejó durante el primer año.

Lea también: Luisa creó un teatro mental

El alma de casa teatro

Según Sergio Dávila, director de Casa Teatro desde 2019, al llegar a la fundación traía consigo un propósito muy claro: encontrar el alma de la casa. “Sin creación no hay alma en un espacio; es otro edificio con butacas y luces”, explica del dramaturgo. Para lograr ese objetivo, Sergio se propuso organizar residencias artísticas con grupos emergentes y sin teatro pues, según el director, “ellos retribuyen eso artísticamente”. Esta metodología funcionó muy bien hasta el 2020, cuando llegó la pandemia.

Durante esos meses de confinamiento, Sergio decidió tomarse la casa y crear ‘Frankenstein, la herencia oscura’. Una obra inspirada en la novela escrita por Mary Shelly, pero con un viro hacia la relación de la autora con Mary Wollstonecraft, su madre. La primera obra original de la casa fue estrenada el 13 de noviembre de 2020 y, según cuenta el director, cambió completamente el diseño y la forma en que se administra.

“Lo que le hacía falta a esta casa eran dolientes, artistas que crean en la sala. Cuando generas eso creas un vínculo muy distinto con el espectador, el barrio y la casa. Eso era lo que yo estaba buscando”, Sergio también asegura que durante el tiempo que ha sido director, los grandes hitos para este teatro han estado marcados por la creación como respuesta a los interrogantes filosóficos que su director se ha ido planteando.

Puesta en escena de ‘Anatomía de la melancolía’, obra original de Casa Teatro El Poblado. Foto: Cortesía Casa Teatro El Poblado, María Paulina Pérez @laluzqueamo

‘Anatomía de la melancolía’, por ejemplo, obedece a la pregunta por la salud mental y toma elementos del libro homónimo de Robert Burton, para construir su reflexión en torno al impacto del aislamiento en la misma.

‘Los animales fantásticos de Alicia’, por su lado, busca abrazar a su público familiar de los domingos y acercar a los niños a la filosofía del disparate “poniéndolos al nivel mágico y surrealista de la paradoja”.

Ahora, la atención y preocupación – de Sergio está puesta sobre la necropolítica y la pregunta por quienes viven y quienes las sociedades y los Estados dejan morir, una pregunta de la que posiblemente surja una nueva obra propia ya que, como lo ha expresado en director, su intención mientras esté a la cabeza del teatro es estrenar una cada año.

La búsqueda del alma no se agota en la creación de obras, se trata de una búsqueda por la identidad que ha llevado a Casa Teatro El Poblado por 2 caminos paralelos a la creación teatral: uno de ellos es Casa Teatro en Voz Alta, un espacio para la pregunta por el ser humano moderno a través de la lectura y discusión de textos filosóficos cada miércoles a las 6:00 p.m.; el segundo es el festival Arte y Parque, que obedece a la razón social y ecológica de la casa y que tiene una estrecha relación con la sostenibilidad de dicho ser humano moderno.

No se pierda: Entrevista con el vecino director del musical El Principito

Celebrando 10 años en escena

Mantener un proyecto cultural por 10 años no es una tarea nada sencilla, de eso pueden dar fe las personas que han hecho parte de la fundación. Sin embargo, la constancia y persistencia ha dado frutos y, a día de hoy, Casa Teatro El Poblado no ha vuelto a cancelar ni una sola de sus funciones. Tiene en su haber más de 2000 eventos entre conciertos, recitales y, por supuesto, funciones teatrales, a los que han asistido más de 80 mil personas. 

Para celebrar esta década entre candilejas, el equipo de Casa Teatro El Poblado ha decidido hacer lo que más le gusta: actuar. Por eso, la programación del mes de abril es especial, pues han dejado a un lado conciertos y exposiciones para dedicarse exclusivamente a sus obras, presentando una distinta cada semana.

Si bien a la fecha de publicación de esta edición ya han pasado las funciones de ‘Anatomía de la melancolía’, todavía es posible asistir a ‘Frankenstein, la herencia oscura’ (14 y 15 de abril a las 8:00 p.m.), ‘1984’ (20 y 21 de abril a las 8:00 p.m.), ‘Los animales maravillosos de Alicia’ (23 y 29 de abril a las 11:30 a.m. y 6:00 p.m.), y ‘El almuerzo desnudo’ (27 y 28 de abril a las 8:00 p.m.). Todas las funciones enunciadas anteriormente estarán para su disfrute con un descuento general de boletería.

Para definir Casa Teatro El Poblado, ambos, Sergio y Daniel, se apoyaron en las palabras de dos exdirectoras del centro cultural. Daniel citó a Marta Salazar, para quien el proyecto es una ‘quijotada’, el sueño de unos locos. Sergio, por su parte, recordó lo que decía Lina Castaño, su antecesora, quien consideraba al lugar como un espacio para la contemplación, contemplación de lo inútil, añade el director, de lo que no produce. Un espacio que por 10 años ha estado en función del más urgente de los lujos del alma: el arte.

Por: Alejandro Puerta Calle
alejandropc@gente.com.co

(Visited 22 times, 1 visits today)