Tres vecinos músicos cuentan sus experiencias con las serenatas virtuales

Cantantes de Medellín y Envigado se reinventan por la cuarentena del coronavirus

Tres vecinos músicos cuentan sus experiencias con las serenatas virtuales

Fiestas y serenatas virtuales. Así es como los músicos encontraron la forma de llevar su arte a la gente sin que salga de casa. Tres vecinos narran un poco de su experiencia y su música.

Además: Este par de hermanos de Laureles le ponen música a la cuarentena

“Vamos a paso lento, pero seguro”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Grupo NJ – Natalia Restrepo (@gruponjlogistica) el

Cuando empezó la cuarentena nacional, Natalia Restrepo estaba tranquila. Su próximo evento era dentro de los 15 días siguientes.

Ese primer fin de semana salió al balcón a deleitar con su voz a los vecinos de Las Antillas (Envigado). Al martes siguiente dio otro concierto, pero esta vez virtual y junto a una colega.

“Todo al principio era gratis, sin embargo, con el tiempo llegaron las preocupaciones como empresa y familia. Mi esposo y yo, desde hace 10 años, creamos el Grupo NJ, un emprendimiento que se encarga de la parte técnica y musical de los eventos”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Grupo NJ – Natalia Restrepo (@gruponjlogistica) el

Antes de resolver qué hacer le mandó a cada cliente una dedicatoria de agradecimiento. A cambio recibió un montón de ideas para que continuara desde casa con su carrera artística.

También: “La música y yo estamos unidas por un hilo rojo”

La primera persona, la contrató por 15 minutos y Natalia no supo cobrar. Tampoco sintió pena en aceptarlo.

El fuerte de esta cantante, que ha representado al municipio por fuera del país y fue corista de artistas de talla internacional , es el bolero, la salsa, el vallenato y los ritmos colombianos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Grupo NJ – Natalia Restrepo (@gruponjlogistica) el

Para cada presentación tiene un atuendo y una escenografía diferente. “Aunque hemos estudiado mucho en internet, no somos camarógrafos, técnicos de iluminación ni editores profesionales, entonces no podemos cobrar como tal, pero necesitamos generar recursos”.

Interesante: El cantante que alegró, en medio de la cuarentena, a los vecinos de Envigado

Esta situación, dice, la sacó de su zona de confort, mientras que reconoce que su público ha sido muy cálido y justo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Grupo NJ – Natalia Restrepo (@gruponjlogistica) el

“Vamos a paso lento pero seguro. Cuando canto le pido a la gente que no apague las cámaras, necesito verlo y sí, uno extraña la presencialidad, pero más que eso valoramos la manera en que nos hemos adaptado. En esta casa, con mucho amor, se arma y desarma la sala todos los días para dar lo mejor que tenemos”.

“Hace falta el calor del público”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lesly Cerro (@leslycerro) el

Cambiar los aplausos por un montón de iconos, que de vez en cuando interactúan, no ha sido fácil. Incluso a Lesly Cerro le genera depresión. “Hace falta el calor del público, para quienes amamos tanto la música, han sido días muy difíciles”.

Lea: Daniel Gutiérrez, el vecino que compone canciones en el aislamiento

Esta especialista en Gerencia de Proyectos inició su carrera artística como cantante de ópera y zarzuela en la Fundación Prolírica de Antioquia.

“Pero la música de mi amor es el rock”. Por eso hace 8 años fundó Black Fairy, una agrupación abanderada del hard rock colombiano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Black Fairy (@blackfairyband) el

Sin embargo, sus toques constantes, sus ensayos semanales y sus planes de sacar varios sencillos a principio y mediados de año, se vieron interrumpidos por el covid – 19.

“Los primeros días nos relajamos, pero cuando vimos que esto iba para largo nos tocó adaptarnos” y aunque no es lo mismo, los 4 integrantes se reúnen por videollamada para seguir componiendo.

Recomendado: Fernando “El Mambo” González cantó desde su balcón en Los Bernal

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lesly Cerro (@leslycerro) el

Durante el confinamiento, Black Fairy ha participado en varios festivales de música virtuales y a pesar de que en ninguno puede estar la banda completa, las pistas y la buena energía de sus compañeros para la vocalista es la única posibilidad.

De igual forma, esta vecina de Laureles (Medellín) siguió buscándose la vida. Adecuó la sala de su casa para ofrecer serenatas virtuales y tarjetas musicalizadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lesly Cerro (@leslycerro) el

“La gente también quiere cambiar la dinámica del día a día ¿Qué sería de nosotros en este encierro sin música? Con ella alimentamos el alma. Hoy más que nunca el arte y la cultura están vivos”.

No se pierda: Caro creó conciertos virtuales para apoyar a los artistas locales

“La versatilidad significa música para todos”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jorge Vélez Cantante (@jorge_velez_cantante) el

Aunque desde niño Jorge Vélez tuvo aptitudes para cantar, fue en el Batallón de A.S.P.C. No. 14, de Puerto Berrio, que exploró la música.

Mientras prestaba servicio militar se ofreció para ser el vocalista principal de Nota 14, una orquesta de la Décima Cuarta Brigada.

Le sugerimos: El vecino de Envigado que es harlista, estilista y cantante de rancheras

De 1997 a 1998 recorrió todo el Magdalena Medio con la agrupación. Al salir quiso estudiar Zootecnia en la Universidad Nacional, pero luego de un par de semestres se retiró para cursar Filosofía en la Universidad de Antioquia.

“Allá formé un grupo de música latinoamericana con unos amigos, que duró alrededor de 2 años”.

Paralelamente, de manera autodidacta y con el apoyo de maestros particulares, este vecino de Envigado estudió técnica vocal y aprendió a tocar algunos instrumentos.

Pero tampoco terminó Filosofía. Se entregó a su pasión por los ritmos e hizo parte del grupo Marfil, del ensamble de música experimental del percusionista Rubén Jaramillo y del grupo Caviar, con el que trabajó durante 10 años, hasta que en 2012 inició su proyecto como solista.

Importante: Así se la están rebuscando los mariachis en estos días de aislamiento

El 2020, Jorge Vélez lo empezó bien, “como de costumbre”. En los eventos sociales cantaba todos los géneros musicales acompañado de pistas o de un acorde de guitarra.Sin embargo, la pandemia lo frenó.

“En mayo comencé a sentir la crisis y se que me ocurrió ofrecer para el Día de la Madre serenatas en vivo (a través de plataformas digitales) o videos pregrabados y personalizados con dedicatoria”.

Igualmente: Luego de 22 años, el restaurante show del Trío América cerrará sus puertas

Él mismo aprendió a grabar a dos cámaras, editar y a cuadrar la iluminación. Gracias a esto, recuperó su economía y espera que su voz siga traspasando fronteras. “La versatilidad significa música para todos”.

Lea también: “El alma sabe a qué lugar pertenece y el mío es la música”: Demian

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co