Descubrimos una cabaña mágica e incluyente en la loma de El Esmeraldal

Café en Envigado atendido por jóvenes con discapacidad intelectual

Descubrimos una cabaña mágica e incluyente en la loma de El Esmeraldal

No es cualquier café, y eso se siente a la entrada de esta cabaña mágica, ubicada en la loma de El Esmeraldal en Envigado. Agradecimiento, ese es el valor que se posa en cada rincón de este lugar, alimentado por jóvenes con discapacidad intelectual (síndrome de down y discapacidad cognitiva), que atienden en el Café Crear Unidos, un espacio para desconectarse del mundo y disfrutar con las personas que más queremos. ¿Ya lo conoce?

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Periódico Gente (@periodico_gente)


“Buenos días, soy Juan José y le doy una cordial bienvenida”, nos dice uno de los chicos que trabaja en el establecimiento, mientras nos indica sobre los protocolos de bioseguridad que debemos seguir antes de ingresar al café. Desde ahí ya se siente esa amabilidad y don de gente, que en ocasiones no podemos ver en negocios comunes de nuestro barrio. El olor a café y a pasteles recién horneados también nos da esa agradable bienvenida… de la que nunca quisiéramos despegarnos.

Lea también: En esta fundación de niños con VIH te contagiarás de ayudar

La corporación Crear Unidos creó este espacio con el fin de brindarles una oportunidad a estos jóvenes para que tengan todas las garantías de empleo y una experiencia laboral que los acredite en su futuro.

“Este café es el resultado de 18 años de ardua labor, promoviendo la inclusión de las personas con discapacidad intelectual, no solo en lo laboral sino también en lo deportivo y en lo social. Ya tenemos varios chicos como empacadores en diferentes supermercados, incluso, uno de ellos como gestor de pausas activas en una importante empresa”, explica Erika Isaza Londoño, fundadora y directora de la corporación Crear Unidos.

Una atención de calidad, esa también es la filosofía de estos jóvenes con discapacidad intelectual. Fotos: Jaime Pérez

Le puede interesar: Las Mariposas, el paradisíaco parque en la loma de El Esmeraldal

Y parte de los chicos de los que habla Erika están, precisamente, aquí, en este lugar mágico. “Yo le llamo cabaña de montaña. Acá comenzamos a estructurar la idea de montar un café y capacitar a estos jóvenes en relación a temas de barismo, auxiliar de mesa, bar y cocina básica. Teníamos proyectado iniciar en el mes de abril, ya con todo listo, pero lamentablemente llegó la pandemia y hasta mediados de octubre pudimos abrir”.

Los vecinos de El Esmeraldal pasan por este café y se quedan mirando su fachada, como si estuvieran apreciando alguna casa de cuento de hadas. Cada chico con su atuendo navideño, haciendo honor a la época actual, se preocupa porque cada persona esté lo mejor atendida posible. “Queremos tener en el Café Crear Unidos una modalidad de primer centro de experiencia laboral, en donde nosotros podamos en un futuro certificarles la experiencia a estos jóvenes y que a la vez seamos un centro de capacitación para este objetivo”, agrega la directora.

Lea además: Si amas a Envigado únete a este grupo de Facebook

Sara, Juan José, Jerónimo, Sebastián y Natalia son los jóvenes que lo esperan con los brazos abiertos para darle un mensaje de humanidad y de valor por la vida. También, para atenderlo con las delicias que se preparan en este café, en el que usted, muy seguramente y como decimos los paisas, se va a amañar.

También puede seguirlos en su cuenta de Instagram: @crearunidoscafe.

Le recomendamos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de Envigado

Erika Isaza (en el medio), en compañía de sus chicos, a quienes considera como sus propios hijos.

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co