Bertica: Poetisa, maestra y orgullo envigadeño

Berta Cecilia Fernández, poeta de Envigado

Bertica: Poetisa, maestra y orgullo envigadeño

Es de Jardín, Antioquia, pero hace más de 50 años vive en Envigado. Dos pueblos que lleva en su corazón, con orgullo y cariño, y a los que ha representado en diferentes festivales de poesía.

No se pierda: Si se siente orgulloso de vivir en Envigado únase a este grupo de Facebook

La historia de Berta Cecilia Fernández Ruíz está escrita en poesía. Le es imposible narrar su vida sin declamar un poema:

“Cuando era niña rompí mi vestido blanco/¡Oh que horror! Mi vestido blanco”…

Los moños y las sedas son un lujo del que una pequeña de 7 años no es consciente. Ya estaba advertida, sin embargo, treparse a los árboles y jugar entre las zarzas era más divertido que estrenar. Se quedó sin ropa nueva, pero se convirtió en poetisa.

Le interesa: La historia de una vecina que tuvo cáncer de piel

Su primera poesía, de la que solamente recuerda un par de palabras, se la dedicó al vestido blanco que su papá le regaló. Le gustó el rol de escritora y su maestra la impulsó. “Le regalaba todo lo que escribía y ella era feliz”.

“Nací en un pueblo de bellezas y jardines/Donde se enlazan/las rosas y los lirios/Donde se aprende a amar con toda el alma”…

A los 16 años, Berta dejó el pueblo que la vio crecer. Su vocación de educadora la llevó a enseñar literatura en las zonas rurales y urbanas de Yalí, Sabanalarga, Campamento, Maceo, Itagüí, Sabaneta y Bello.

Asegura que es “la única profesora en el mundo” que nunca puso tareas ni hizo exámenes y no es precisamente por eso que sus exalumnos la adoran. “Donde quiera que me vean me saludan”.

Además: “No quiero morir sin que la poesía me deje una satisfacción”

Cariñosa, comprensiva, dedicada y empática. Así es Bertica, como la llaman. “Jamás los juzgué. Tenía claro que si no servían para matemáticas, servían para español, biología o sociales. Era cuestión de apoyarlos, encontrar sus aptitudes. Ahora la mayoría están bien titulados”.

“Nació la ceiba en el parque de Envigado/Llena de luz y de esperanza incierta/ Donde todos los días los obreros, los ancianos, los maestros/Elevan a Dios la oración en las mañanas”…

Parte de su vida está en el magisterio, la poesía y la música ¡Sí, también canta! Se sabe 10 de sus poemas de memoria ¿Y canciones? Todas las que quiera.

También: Álvaro, el vigilante poeta de Laureles

Ha  participado en diferentes festivales nacionales e internacionales de poesía, dónde ha dejado en alto sus 2 municipios.

Dice que le escribe a la vida, al amor, a la docencia y al alma. Cada frase pertenece a su diario. “En la poesía se plasma todo: el pensamiento de uno, del que lo rodea, del que lo ama… Aprende a compartir a darle amor a los demás. Será por eso que le doy cariño a todo el que me encuentro”.

Importante: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Fotos: Carlos Velásquez
Texto: Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co