Aumentó el consumo de drogas en el primer parque de Laureles

Aumenta el consumo de drogas en el primer parque de Laureles, Medellín

Aumentó el consumo de drogas en el primer parque de Laureles

Vecinos de Laureles (Medellín) denuncian que pese a la cuarentena ha aumentado el consumo de drogas en los parques del sector.

Por el confinamiento, el primer parque de Laureles es uno de los lugares donde instalaron mallas para evitar el paso de las personas que aprovechan los altos árboles, el silencio y las bancas alrededor de este espacio para descansar, leer y relajarse un poco. Sin embargo, esa tranquilidad se ha visto transgredida por algunos consumidores de drogas.

Según varios vecinos de esta zona de la comuna 11, se ha evidenciado que por la cuarentena ha aumentado el consumo de sustancias psicoactivas en este parque, especialmente en la zona que limita con el espacio para las mascotas, convirtiendo el parque más emblemático de Laureles en un punto de venta y consumo de microtráfico.

“Hace mucho que dejó de ser el parque de nosotros porque vienen domiciliarios y gente de otras partes de la ciudad a fumar marihuana e irrespetar el espacio de niños y personas que sacan a sus mascotas. Aquí se juntan 2 problemas, la violación a la cuarentena y el consumo de alcohol y drogas en un lugar que anteriormente era usado como sitio para la lectura, caminata de vecinos y tertulias”, comentó Andrea Baena, habitante del sector.

Otra de las preocupaciones que le genera a vecinos como Ignacio Martínez es que a parte de consumir, están llegando distribuidores para venderla.

Lea además: Estos restaurantes de Laureles están listos para recibir de nuevo a los comensales

“Laureles se ha convertido en un punto crítico para la venta de perico y marihuana, especialmente en Lorena detrás de la bomba de gasolina y en el primer parque de Laureles, detrás de la sede social que están construyendo. Hemos visto que varios sujetos llegan en bicicletas, con gorras y capuchas, ellos son los que están vendiendo las drogas”, comentó el vecino.

A pesar de la presencia de la Policía, Martínez asegura que “fuman a cualquier hora del día y por eso necesitamos la instalación de cámaras porque cuando han hecho multas, se tranquilizan por unos días, pero regresan a consumir”.

Control en cuarentena

Desde la Policía Metropolitana del Valle de aburrá (Meval) manifestaron que constantemente se realizan labores de patrullaje para proteger a niños, adolescentes y personas de la tercera edad del consumo de drogas.

Le sugerimos: Así son los controles a las rumbas durante el aislamiento en Laureles

El Intendente Wilson Castellanos, encargado de la estación de Policía de Laureles, aseguró que “se han realizado 40 órdenes de comparendo en lo que va de este año por consumo de marihuana y sustancias a base de cocaína. A pesar de que muchas personas y organizaciones apoyan el consumo basados en el libre desarrollo de la personalidad, nosotros trabajamos por el buen disfrute de los espacios públicos”.

Una persona que sea encontrada consumiendo estupefacientes puede recibir una multa tipo 4, equivalente a $ 940.000 pesos, más la destrucción del material.

Aumentó el consumo de drogas

Según Guillermo Castaño Pérez, coordinador de la Maestría en Drogodependencia de la Universidad Ces, “el confinamiento, el distanciamiento social, la pérdida de un empleo y la disminución en los ingresos pueden ser factores que acentúen problemáticas como la soledad, la depresión, la incertidumbre y con ellas la ansiedad por el consumo de drogas”.

Pese a esto, una encuesta de la Secretaría de Juventud de Medellín indicó que el consumo de sustancias psicoactivas disminuyó un 38 % en los jóvenes consumidores durante el confinamiento, mientras que el 15 % aumentó su dosis.

De interés para usted: ¿Hoteles de Laureles que hospedan a pacientes con coronavirus están cumpliendo las normas?

El sondeo arrojó que la mayor sustancia de consumo habitual por esta población es la marihuana, con el 19 %.

En contexto

Después del fallo del Concejo de Estado para condicionar la validez del decreto 1844 del 2018, el cual daba potestad a la Policía de confiscar y destruir la dosis mínima, las autoridades podrán hacer comparendos siempre y cuando el consumidor de sustancias ilegales haga su actividad en el espacio público y afecte a terceros.

La ley señala que la dosis mínima equivale a 20 gramos de marihuana o 1 de cocaína; quien la porta no debe tener fines distributivos.

Lea también: Casa abandonada en Laureles es foco de basuras y consumo de drogas

Por: Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co