“Durante la cuarentena las adopciones aumentaron pero los abandonos también”

Durante la cuarentena aumentaron las adopciones aumentaron y los abandonos de mascotas

“Durante la cuarentena las adopciones aumentaron pero los abandonos también”

Antes de la pandemia, diferentes rescatistas de El Poblado, Belén, Laureles (Medellín) y Envigado, nos enviaban los datos de algunos animales de compañía que buscaban un hogar, para que los publicáramos en la sección de Mascotas de nuestro periódico impreso.

Recuerde: ¿La cuarentena afectó las adopciones de mascotas?

Conversamos con 4 vecinas que nos ponen al día de cómo está la situación en sus albergues u hogares de paso y cuáles de sus protegidos necesitan amor y compañía.

Apoyemos la adopción responsable

“Si usted no me lo recibe lo tiro a la calle o lo boto a la quebrada en un costal”. Desde hace 5 años, que Martha Peña rescata animales abandonados o en situación de maltrato, esa es la frase que se repite en las llamadas telefónicas de quienes ya están cansados de sus mascotas.

¿Qué le toca hacer a ella? “Recibirlos para evitar una tragedia”. Sin embargo, esa labor requiere dinero y muchas agallas, que con la llegada del covid-19 son cada vez más escasos.

No olvide: Ellas crearon un sanitario de grama natural para mascotas

Me quedé sin trabajo por culpa de la pandemia y para acabar de ajustar han abandonado más animalitos que de costumbre”.

La crisis económica, dice, es la excusa más común para dejar a los perros y gatos a su suerte. Ella y sus compañeras, que trabajan en equipo, logran recolectar algunas donaciones para mantener a los animales en buen estado.

Su prioridad es tener concentrado de sobra para también alimentar a los que no pueden tener dentro de una casa. “Las adopciones que hemos hecho son muy pocas y en su mayoría a personas conocidas, pues aparecer en las páginas de Gente es para nosotros una bendición y para ellos una gran oportunidad”.

Ponte una mano en el corazón

En el caso de Martha Cecilia Franco, la dinámica con las adopciones es diferente. Apenas inició la pandemia se dispararon. No obstante, su preocupación es la misma de hace unos meses: ¨Ojalá que cuando volvamos a la normalidad no los tiren a la calle¨.

“Aunque eso es lo más probable”, asegura, pues ahora que la actividad económica retomó, le devolvieron una gata. “No hemos dado a basto con la adopción, sobre todo, de gatos recién nacidos”.

Lea además: Preocupan casos de abandono de mascotas en Laureles

Lo que sí está frenado son las ayudas, “como yo no soy fundación, sino un hogar de paso, la gente duda más en colaborar, por eso las esterilizaciones, los medicamentos y el cuido salen de recursos propios”.

De igual manera, ella cree que la poca solidaridad se debe a la crisis que enfrenta el país. “Pero así como hay mucha adopción y las ayudas mermaron, hay bastantes abandonos de animales que ya tenían familia, pues la gente se está mudando de sus casa y los están dejando solos”.

Ellos necesitan hogares para toda la vida

A través de La Perrugatunería, Milena Cárdenas crea estrategias para generar enlaces que involucren a los donantes de recursos y las familias adoptivas, unir fuerzas y concientizar.

Sin embargo, desde que inició la cuarentena por el nuevo coronavirus, la gestión para materializar las adopciones ha sido más lenta.

También: Aumenta el rescate de animales silvestres durante la cuarentena

“Conozco varias fundaciones que sí entregaron muchos perros (más que todo por el tema del encierro), pero en el caso de nosotros ha sido muy despacio, aunque algunos de los animales que llevaban mucho tiempo con nosotros encontraron un hogar”.

Sobre todo, afirma, porque la mayoría de los animales que ella tiene son de tamaño grande o adultos y la gente prefiere los cachorros.

No olvide: Así desinfecta Tatiana a sus perras para evitar contagios de coronavirus

Asimismo, esta vecina señala que las donaciones también se han reducido durante esta época y como ella se acaba de quebrar la mano, no ha podido apoyar nuevos casos.

“A mi cargo tengo 15 animales (entre perros y gatos) que buscan familia. Esperamos que las personas sigan comprometidas y todo vuelva a la normalidad, pues la verdad los lectores de Gente son muy importantes en este proceso”.

La unión hace la fuerza

En las fundaciones Corazón Animal y Happy Animals la dificultad siempre es la misma: la carencia de alimento. De hecho, las deudas con la agropecuaria, que mes a mes les fía, son cada vez más altas.

Le recomendamos: Adoptar perros adultos, una historia de amor

“Las donaciones son muy pocas, realmente esto se sostiene gracias al trabajo de mi compañera y el mío. Sin embargo, hay que reconocer que las adopciones aumentaron durante estos casi 6 meses de confinamiento”, expresa Mábel Gutiérrez, una de las encargadas del albergue.

De igual forma, esta vecina dice que prefiere desconfiar, “no le entregamos los animales a cualquiera, pues a pesar de que se hace un proceso, eso no garantiza que se trate de una buena adopción”.

Entérese: Durante la cuarentena Gru y Lucy están en un hogar de paso

No obstante, admite que varias mascotas a su cargo han encontrado una buena familia, “lo malo es que el abandono creció, entonces unas por otras”.

Lastimosamente, en el albergue (que hay cerca de 80 perros y 60 gatos) Mabel no puede aceptar más, “ahora estamos haciendo esterilizaciones rurales y atendiendo solo los casos delicados, porque ya no damos a basto”.

 

Importante: Vecina de Envigado le enseña a hacer pancakes y helado para su mascota

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co