El vecino de Envigado que mejor retrata a los famosos

El vecino de Envigado que mejor retrata a los famosos

Quién iba a pensar que de llenar los periódicos del abuelo con rayones y garabatos, Juan David Mesa Villegas se ganaría la admiración del público exhibiendo en exposiciones de arte algunas de sus obras más destacadas de retratos y paisajes.

Aunque sus primeros lienzos fueron los diarios que solían leer los adultos de la casa, cuando los padres de este vecino de Envigado percibieron su habilidad para dibujar no dudaron en meterlo a estudiar a la Fundación Universitaria Bellas Artes. Con tan solo 10 años Juan David daba muestras de talento impensables, sin embargo, pronto se desanimó de la metodología de dicha institución y exploró otras opciones.

Encontró un taller de arte en El Poblado que le resultó interesante y a través de clases dirigidas conoció técnicas de sombras, luces, texturas, bocetos, lápiz, acrílico, óleo y carboncillo, entre otras. Las lecciones eran impartidas por artistas con amplio bagaje y de su mano desarrolló varios bodegones hasta que se animó a pintar paisajes.

Mientras cursaba la primaria en el Colegio de la UPB continuaba fortaleciendo su formación artística y junto con un compañero se iba los fines de semana a las fincas de su familia para pintarlas. Le fascinaba tener el pincel entre sus dedos y podía pasar horas y horas ensimismado en un cuadro sin importar nada de lo que sucediera alrededor.

Lea también: Yessie pinta obras de arte sobre botellas de vidrio

Cuando un amigo le enseñó la caricatura él descubrió que también existía el retrato. Aunque vivió los primeros años de su vida en El Poblado siempre sintió a Envigado como su verdadero hogar, quizás porque le tocó la transición de este importante sector y ya se había esfumado la dinámica típica del barrio para darle paso al comercio y el turismo.

Estudió Arquitectura en la UPB y en los primeros semestres dejó a un lado la pintura, no obstante, siguió mostrando destreza para el dibujo y esto no pasó desapercibido, “un día estaba aburrido en una clase y para no dormirme empecé a dibujar al profesor de forma caricaturesca, en esa época a todos los docentes les teníamos sobrenombres y a mis compañeros les cayó en gracia”, relata Mesa.

A partir de ahí en las diferentes materias sus amigos lo alentaban a dibujar a más profesiones y hasta se arriesgaban a sacarle copia a esos dibujos y colgarlos en las carteleras de la universidad. Juan David se moría del susto de que lo descubrieran a pesar de firmar como anónimo. En una ocasión observó a tres profesores mirando la cartelera y al acercarse con cautela estaban admirando el trazo de aquellas caricaturas y preguntándose quién las habría hecho.

Lea además: Conozca a Bryan Sánchez, el vecino que pintó el mural más grande de Envigado

Las caricaturas tuvieron tanto impacto que para la fiesta de graduación le encargaron diseñar las invitaciones para los docentes más queridos por el alumnado dibujando una caricatura de ellos. Luego de eso, al encontrarse a viejos maestros muchos le indicaban que todavía conservaban su invitación. Desde ahí se empezó a animar por el retrato.

Una de las primeras protagonistas de esta fase del retrato fue la intérprete Rocío Durcal y la actriz Aura Cristina Geithner, que por aquel entonces actuaba en las novelas colombianas de moda. A esta última le hizo una colección de cinco cuadros y aunque le ofrecieron dinero por dichas obras su intención era entregárselas personalmente a ella y años más tarde lo lograría, recibiendo elogios y mucha gratitud.

No se pierda: Pinta cuadros, bebederos y macetas con ilustraciones de mascotas

Por lo anterior las personas le solicitaban que les hiciera retratos y Juan David no le veía sentido a pedir dinero a cambio porque consideraba que se perdía la magia de su inspiración. Cuando se graduó de arquitectura su enfoque estuvo dirigido a temas urbanos, planes de ordenamiento territorial y curadurías urbanas. Nuevamente se alejó del dibujo por mucho tiempo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juan Mesa Art (@juanmesaart)

Fue en el año 2018 en el que participó en una exposición del Museo El Castillo que reunía a 100 importantes artistas. Como un homenaje a la ciudad de Medellín este vecino pintó algunos de los edificios más emblemáticos y antiguos como el aeropuerto Olaya Herrera, La Plaza de Botero, el edificio Coltejer y el Teatro Metropolitano, entre otros.

Retomó el óleo con paisaje, el pastel, la acuarela y el lápiz de color y a raíz de la pandemia por covid-19 abrió un perfil en Instagram para mostrarle a más personas sus obras de arte. La reacción de los usuarios fue inmediata e incluso lo contactaron de otros países y otras ciudades para aprender un poco de su conocimiento.

Posteriormente hizo una colección llamada Mujeres Inspiradoras y seleccionó a varias figuras de la farándula como Claudia Bahamón, Natalia Jiménez, Jennifer Aniston, Carolina Acevedo y Natalie Portman, entre otras. Al subir en redes sociales los retratos de estos personajes muchas de ellas se mostraron encantadas por el gesto y aplaudieron su nivel de detalle.

De interés para usted: El niño que se ganó un concurso internacional pintando El Poblado

Para no ir muy lejos Juan David realizó otra colección titulada Maestros de Vida y en aquella ocasión dibujó a Michael Jackson, Elvis Presley, Freddie Mercury, Miguel Bosé, Carlos Vives, Chespirito y Cantinflas. El hijo de Roberto Gómez Bolaños le escribió felicitándolo y varios artistas se sumaron a la comunidad de internautas que no dejan de sorprenderse con cada publicación.

Si de paisajes se trata los escenarios colombianos son los protagonistas de una colección llena de contrastes. Playas con hermosos atardeceres, días fríos con abundante vegetación, tierras de ganado con vacas lecheras y mucha pintura mezclada para crear cada una de estas piezas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Juan Mesa Art (@juanmesaart)

Sus obras han despertado tanto sonrisas como lágrimas de nostalgia y un sentimiento de remembranza hacia el pasado, cosa que lo enorgullece pues como artista significa mucho tocar esas fibras en los demás. Sueña con tener una exposición solista donde pueda mostrar todo su trabajo y en cualquier escenario define el arte como pura pasión, asegurando que “en la pintura y en la arquitectura uno no termina las obras, solo las abandona”.

Por Michelle Acevedo Vélez
michellea@gente.com.co

Fotos Carlos Velásquez.

(Visited 1.298 times, 1 visits today)