Artista de Conquistadores celebró sus 90 años de vida

Artista de Conquistadores, Medellín, celebra sus 90 años de vida

Artista de Conquistadores celebró sus 90 años de vida

Con pincel en mano para retratar a sus nietos al óleo, Dolores Quintero de Smith celebró sus 90 años de vida. Una vecina vigorosa, alegre y emprendedora que encontró en el arte una actividad para no detenerse, por el contrario es apasionada por aprender nuevas técnicas de arte plástico y todos los días dedica un par de horas a pintar.

Doña “Lolita”, como es conocida en el barrio, regresó hace 10 años a Conquistadores, lugar donde ya había vivido con su madre hace 40 años, pero que dejó para hacer vida en Venezuela. Por causas de la vida volvió a disfrutar de los parques y zonas verdes que hay en el sector, según ella “le causa inspiración para hacer su arte, además de caminar con tranquilidad a la iglesia o al centro comercial”.

Desde que estaba muy joven aprendió a pintar acuarela, óleo y pintura en porcelana gracias a docentes como Lucio Rivas .Su pasión hizo que fuera profesora de artes en Estados Unidos, Argentina y Venezuela, ya que en estos países vivía por temporadas y era una forma de conseguir dinero para subsistir.

Cuenta doña “Lolita” que la pandemia la hizo más fuerte, concentrarse más en sus obras y dedicarle más horas a lo que pinta. “Es una actividad que me ayuda a no sentirme sola, es una maravilla tener la facilidad de pintar a esta edad, mejora mi condición física y mental”.

Lea además: Jairo Franco, el artista que da clases para hacer pesebres en Laureles

Dolores Quintero es fascinada por el arte religioso, ya que considera que la Virgen María es una de sus promotoras y fuentes de inspiración. Su exposición de 12 madonas es uno de los baluartes más importantes de su galería, la cual ha tenido la oportunidad de compartir con vecinos de Conquistadores. “He pintado ángeles, madonas y pesebres, me gusta mucho el tema”, comentó la artista.

Una de las principales razones por las que doña “Lolita” vende sus obras es para ayudar a personas y familiares que lo necesitan, sobre todo en esta época de pandemia que ha sido difícil para muchos. “Tengo mucha familia en Venezuela que tienen dificultades económicas y sentimentales, así que lo que consigo trato de enviarlo en medicamentos y alimentos”, aseguró.

A sus 90 años esta vecina trata de superar sus tragedias, como la pérdida de seres queridos, por medio del arte. “Cuando uno vive tanto tiempo es doloroso ver partir gente que amas. Sin embargo, la pintura y el arte es una forma reconfortante de seguir adelante, se transforma en un estilo de vida y hay que enseñar esto a otros vecinos que tal vez lo necesitan”.

Le sugerimos: Hernán, el vecino que se hizo popular entre los artistas más importantes de Colombia

Todos los días Dolores Quintero trabaja en nuevas técnicas y formas de pintar para adquirir nuevos conocimientos, uno de sus pintores favoritos es Picasso y le gustaría usar su estilo en algunas de sus obras. “Es infinito el conocimiento que puedes adquirir. Es simple, algo que me gusta no lo imito sino que lo implemento en algunas de mis obras”.

Actualmente esta vecina está pintando cuadros pequeños de los retratos de sus nietos y otros familiares sobre óleo. En total lleva 15 de estos cuadros.

De interés para usted: Tejer con amor, la clave de Paula para salir adelante

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co