¿Los árboles también tienen derecho a caer naturalmente?

¿Los árboles también tienen derecho a caer naturalmente?

Con la denuncia que publicamos en la edición impresa del 13 de agosto, en la que vecinos mostraron su inconformismo por una tala en la Cola del Zorro en El Poblado, nos llamó la atención una frase que afirmaba: “Los árboles también tiene derecho a caer naturalmente”, dicha por Jorge Vásquez, vecino y miembro de la fundación de estudios ambientales HTM.

Lea también: Vecinos atentos a las talas y traslados de árboles en las obras de valorización

Y sí, pocos lo piensan, pero la especies de flora han sido las más irrespetadas cuando de proyectos urbanísticos se habla. “Sabemos de la evolución que ha tenido la ciudad en los últimos años, pero no se le está dando prioridad a las zonas verdes ni se está haciendo un estudio riguroso del por qué se deben talar los árboles”, comenta Vásquez.

En esta misma línea se encuentra Mauricio Jaramillo, ingeniero forestal, quien nos cuenta que “las autoridades ambientales deben hacer todo el esfuerzo para que ese árbol, que supuestamente está perjudicando una obra, no sea talado y tenga ese derecho de morir donde nació. Ahora, eso depende mucho del contexto en el que se habla. Si el árbol pone en peligro inminente alguna vida humana o infraestructura, ya podemos hablar de tumbarlo, pero agotando todas las posibilidades para salvarlo”.

Desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá informan que “existe una diferencia entre las talas que se autorizan por riesgo y los permisos de aprovechamiento forestal de árboles aislados para proyectos de infraestructura, el cual incluye una valla informativa en el sitio y una socialización con la comunidad vecina”.

Le puede interesar: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Lea además: FOTOS: Estos árboles de El Poblado son considerados como patrimonio natural

Jaramillo nos cuenta que “árboles que hay en El Poblado hoy son patrimonio ambiental por llevar tantos años en el mismo sitio. Como autoridad ambiental en una época me encargué de proteger estos individuos, que se verían seriamente afectados por construcciones. Mis argumentos estuvieron encaminados en la importancia ecosistémica del árbol y que se podían cambiar los diseños de la obra para no tener que talarlo”.

Jorge Vásquez dice que “el árbol, así esté seco, también cumple una función y sirve como nidos de algunas especies, alimento y suministro de carbono. Es por eso que se debe analizar muy bien antes de proceder a las talas, así sea de un solo árbol”. Árboles con derecho a morir dignamente y caer naturalmente, un aspecto que aún carece de estudio y que cada día se repite con más frecuencia en los terrenos de la comuna 14. ¿Podemos salvar más árboles con dicha teoría?

Le recomendamos: Si amas a El Poblado únete a este grupo de Facebook

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co

Fotos: Camilo Suárez

(Visited 46 times, 1 visits today)