Andrea, entre el tatuaje y la ilustración

Andrea Marín, mujer tatuadora de acuarela en Medellín

Andrea, entre el tatuaje y la ilustración

Conozca a la vecina de Belén (Medellín) que se dedica a expresar su arte en la piel de las personas.

Además: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector

Tenía apenas 8 años de edad cuando abrió la puerta del salón de clases y vio a un hombre desnudo en medio de sus compañeros. Fue tal su cara de asombro, que todos soltaron la carcajada.

Sin embargo, era importante para Andrea y los demás futuros artistas (todos mayores que ella) educar el ojo y aprender sobre figura humana.

Durante la niñez, Andrea Marín nunca tuvo tiempo libre. Su mamá se ocupó de meterla a cuanta actividad extracurricular encontraba “para que no cogiera vicios”.

No se pierda: Si te encanta vivir en Belén únete a este grupo de Facebook

Primero practicó distintos deportes, pero cuando estuvo por primera vez cara a cara con el dibujo olvidó sus demás pasiones. “Era tanta la obsesión que sequé a mi mamá hasta que me metió a Bellas Artes“.

Por presión social desistió de ser artista. Hizo cerca de 7 semestres de Ingeniería en la Universidad Nacional, hasta que se metió a Ideartes a estudiar una media técnica en Gráfica Digital y a la Universidad de Antioquia para hacer 5 semestres de la Licenciatura en Artes.

Además: Para hacer tatuajes Sara no utiliza máquina sino aguja

En el camino, gracias a su sobrina, conoció el tatuaje. Ella y otros artistas le enseñaron la técnica. “Al principio estaba reacia, yo pensaba que se trataba solo de tribales, hasta que conocí la acuarela”.

En este estilo, que usa las diferentes gamas de colores para que el tatuaje perezca hecho con pincel y pintura, encontró una forma de expresar su arte.

También: Mario, el tatuador que durante la cuarentena descubrió su talento para retratar mascotas

Viajó a Argentina para aprender de otras personas, desarrollar su propia identidad y ganar experiencia. Hace 2 años regresó a Medellín, vive en Belén La Palma y allá, en ese barrio que cataloga como tranquilo, tiene su estudio.

“Hago acuarela, realismo en sombra, sombreados y líneas. La mayoría de mis clientes son mujeres, por eso predomina el color”, e incluso muchos se le miden a tatuarse diseños hechos por ella.

Importante: César embelleció los muros de Envigado

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

(Visited 33 times, 1 visits today)