Ana María, una ‘supervecina’ de El Poblado que lucha por el medio ambiente