Luces que encienden el ingenio de los vecinos de Envigado

Luces que encienden el ingenio de los vecinos de Envigado

Luces que encienden el ingenio de los vecinos de Envigado

Las calles y casas de Envigado también se vistieron de Navidad. En algunos barrios nos contaron cómo reciben esta época del año.

Tiene su magia ese ritual de sacar las luces de la caja y pensar dónde ponerlas: en la sala, para amenizar el calor de hogar, y en la ventana que da a la calle, para compartir el espíritu de la Navidad con los vecinos.

En las calles de Envigado hay decoraciones para asombrarse. Una de ellas está en el barrio La Magnolia, en la casa de Silvia Hoyos, la vecina que cada año hace una Navidad temática en su sala.

Lea además: La Cantoría, el coro femenino de Envigado que celebra sus 15 años

Ella vende telas importadas y durante el año está pendiente de las tendencias para implementarlas en su decoración. Esta vez el tema fue la mujer y los tonos fueron palo de rosa, rosado y plateado. Así lo muestra también el vestuario de sus hermanas, que le ayudaron con los detalles de la decoración. Ellas usan camisas con un corazón en el centro, una transparencia rosada encima y un collar de plumas blancas.

En esta casa ya ha habido Navidad de naturaleza, del ángel de la nieve, de las mariposas y de fiesta campesina. Pero este año Papá Noel usa abrigo de lentejuelas y del techo cuelgan estrellas brillantes. Silvia dice que su intención es mostrar que cada persona puede imprimir su arte en la decoración. Esto lo hace por pasión, porque es la costumbre que le heredaron sus padres y para “invitar a las familias a que se unan, a que se integren, a que inviten al vecino y recuperen la tradición de compartir”.

De eso sí que saben en la calle 25 sur con carrera 42, del barrio Las Orquídeas, donde los vecinos se encuentran cada año para hacer la marranada del 24 de diciembre, el sancocho del 25, otra marranada el 31 y unos fríjoles el 1.° de enero.

Amalia Ángel, vecina del sector, cuenta que esta vez se unieron también para decorar la cuadra y, aunque todavía faltan unas cuantas luces, el resultado ya llama la atención. Todos pusieron $ 10.000 para las guirnaldas y las instalaciones.

Para Leidy Areiza, también vecina de la zona, las luces reflejan la alegría, la paz y la unión que hay entre los habitantes de este barrio. La natilla ya la hicieron y gastaron, como es costumbre, 60 litros de leche.

Le sugerimos: Conozca los alumbrados de Envigado en esta Navidad

En el barrio La Paz, diagonal a Enviaseo, está de puertas abiertas la casa de Marta Correa, quien desde octubre empieza a decorar: primero la sala, luego la habitación, después el corredor y por último el pesebre, que es su favorito. Los curiosos entran y ella les cuenta que ha tallado algunas figuras en madera y ha bordado otras imágenes que cuelgan en cuadros.

Muchos de sus artículos decorativos son reciclados, la gente se los lleva y ella los restaura. Su colección de Papás Noel, por ejemplo, ya ronda los 300 personajes. “La Navidad me trae alegría y unión; me encanta que la gente esté aquí conmigo, que me admiren mis cosas”, dice la vecina.

Recuerde: Así se iluminó Envigado en la Navidad de 2018

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co

(Visited 22 times, 1 visits today)