Azul, la peleadora de Belén que conquista México

Alejandra Azul Lara, peleadora de artes marciales mixtas

Azul, la peleadora de Belén que conquista México

Con 26 años y un récord de 9 victorias y 3 derrotas,esta vecina de Belén es una de las luchadoras más prometedoras de Latinoamérica, que brilla en la compañía Bellator por su belleza y letalidad.

No se pierda: Catalina, una apasionada por servir a los vecinos de Belén

Desde muy pequeña Alejandra Lara fue diagnosticada con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), por eso su mamá, que no sabía qué hacer ella, la metía a todo tipo de deportes.

Durante mucho tiempo hizo nado sincronizado, pero cuando llegó a la adolescencia decidió volver a practicar un arte marcial.

“Fui Selección Antioquia de Karate. Ahí participé en diferentes torneos y gané varios nacionales, hasta que me invitaron a una clase de kung fu”.

Recuerde: En Belén está el primer mercado de mujeres excombatientes de las Farc

Le gustó y empezó a competir en sanda (combate libre), una modalidad de esta disciplina. “Gané en varias ocasiones, incluso contra hombres, quizá me invitaron a pelear en la jaula, y como se parecía tanto a lo que ya estaba haciendo allá terminé”.

Tuvo su primera pelea en artes marciales mixtas (MMA) sin tener la mínima experiencia. Sin embargo, continuó participando de los shows de manera informal, hasta que perdió por primera vez e hizo un alto en el camino.

“Era mi quinta pelea. Sabía que si me preparaba podía llegar muy lejos”. En ese entonces, entre muchas otras cosas, Alejandra estudiaba en la Universidad de Antioquia, hacía poledance, trabajaba y practicaba acrobacia aérea.

Le interesa: Si le gusta ser vecino de Belén únase a este grupo de Facebook

Sin embargo, un año después de cumplir la mayoría de edad renunció a todo para irse a entrenar en Estados Unidos. Después vivió en Italia y hace 4 años está radicada en México.

Diariamente tiene de 3 a 4 entrenamientos y aunque al principio no fue fácil sobrevivir económicamente del deporte, ahora puede hacerlo.

Hoy Azul, apodo que se ganó desde pequeña por su obsesión con ese color, no solo deja en alto el nombre del país por su agilidad y fuerza, sino también porque en cada pelea esta vecina trata de llevar arte en su cuerpo para dejar un mensaje de cuidado ambiental.

También: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de su sector
Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co