Domiciliarios de Rappi siguen causando polémica en El Poblado

Aglomeraciones de domiciliarios de Rappi en El Poblado, Medellín

Domiciliarios de Rappi siguen causando polémica en El Poblado

Se incrementó esta problemática en la cuarentena, en la que vecinos de El Poblado se quejan constantemente de las aglomeraciones y pocos cuidados por parte de los domiciliarios de Rappi, los mismos que se encuentran por varios sectores de la comuna 14. Desde esta empresa insisten en que se están tomando las medidas necesarias, pero residentes denuncian lo contrario. ¿Qué está pasando?

Esta es la imagen que se repite a las afueras del Éxito de El Poblado donde se ven las aglomeraciones de los Rappitenderos. Foto: Camilo Suárez

“Se ponen a conversar, con el tapabocas en el cuello… y hasta fuman en plena calle“, asegura una de las vecinas del barrio Provenza, sector en donde dichos domiciliarios también hacen presencia por la alta demanda de pedidos. “Uno ve esto… ¿y entonces? Es decir, el temor de pedir algo ya es más fuerte porque personas así nos pueden contagiar (de coronavirus) con mucha facilidad”, agrega la residente, quien pidió no publicar su nombre.

Lea además: ¿Los domiciliarios sí se estarán cuidando del coronavirus?

La misma situación se presenta a las afueras del Éxito de El Poblado, donde se han visto aglomeraciones, especialmente los fines de semana. “Las motos en fila, una al lado de otra, y ellos conversando y jugando como si esto fuera un chiste”, dice Diego Giraldo, vecino del barrio Patio Bonito.

Por medio de un comunicado escrito para Gente, la marca Éxito responde: “Esta situación particular corresponde a un hecho coyuntural en los últimos fines de semana, que ha hecho que en este punto de venta (Éxito de El Poblado) haya una mayor concentración de personal y actividad para despachos de domicilios. La situación en mención ya ha sido analizada y revisada con el aliado Rappi, empresa con la que ya se han definido medidas de control a través de su plataforma para evitar que vuelva a presentarse”.

“Son unos pocos”

Javier Castañeda, Rappitendero desde febrero de este año, afirma que “sí se ven compañeros que poco les importa las reglas, pero no crea, muchos estamos temerosos por la situación y adoptamos todos los cuidados. Es como todo, pocos domiciliarios nos dejan mal parados por sus comportamientos”.

Lea también: “Motos de Rappi se tomaron la entrada a nuestro edificio”

Por su parte, Matías Laks, director general de Rappi para Colombia, insiste en que “se están tomando todas las medidas de bioseguridad necesarias, con entregas de tapabocas (a Rappitenderos) en todo el país y jornadas de desinfección de maletas y vehículos que hacen los pedidos”. No niega el crecimiento de los Rappitenderos en el país, que pasaron de 22.000 a más de 50.000 por causa de la pandemia, y que las cuentas que no cumplan con dichas medidas serán bloqueadas inmediatamente.

“Yo no he querido que la plataforma Rappi tome mis pedidos porque la gente se está quejando mucho. También quiero decir que varios son altaneros porque uno exige las medidas de protección. Decidí, entonces, no adquirir este servicio… mi familia y yo mismo lo hacemos sin problema”, comenta Gabriel Villegas, propietario de un restaurante cercano al parque de El Poblado.

Desde la estación de policía de El Poblado se informa que se han hecho todos los controles frente a este caso de Rappitenderos y que en su mayoría han cumplido las normas establecidas de bioseguridad, también, aplicando comparendos a quienes las incumplan. Agregan que ha habido acercamientos con estos trabajadores para enseñarles sobre dichas normas y que sí han mostrado mejoría con el tema.

Le recomendamos: Vecina de Envigado lleva un mensaje de esperanza a través de sus domicilios

Por: Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co