Así fue el trasplante del níspero patrimonial de la calle Colombia

Trasplante de árbol patrimonial en la calle Colombia de Medellín

Así fue el trasplante del níspero patrimonial de la calle Colombia

Este árbol patrimonial, sembrado por un vecino hace más de 60 años, fue trasplantado debido a que quedó en medio de las obras del intercambio vial de la calle Colombia con la avenida 80. Su nuevo hogar está a 15 metros hacia el norte, donde se adecuará una nueva zona verde.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Periódico Gente (@periodico_gente)


Contexto de la noticia: ¿Cómo van las obras del puente de Colombia con la 80?

Esta especie imponente, única en Medellín y originaria de la costa atlántica, se podía avistar desde el comienzo del lote de la Cuarta Brigada, unas 4 cuadras abajo. La preparación para su traslado comenzó hace más de 2 años y culminó en la mañana de hoy.

Desde diciembre de 2019, los ingenieros forestales de la Empresa de Desarrollo (Edu) prepararon el árbol con la aplicación frecuente de fertilizantes e inyecciones de vitaminas.

Así se veía el níspero días antes de su traslado.

“Se hicieron tres procesos de prepiloneo, (fases de preparación para el trasplante) que implican el corte progresivo de las raíces al borde del diámetro de tierra con el que se trasplantará el níspero, lo que acelera el nacimiento de nuevas raicillas que le permitirán adaptarse a su nuevo entorno”, comentaron desde la entidad.

Lady Laura Orjuela, ingeniera forestal de la Edu, explicó que “llevábamos más de un año en la preparación y técnicas donde definimos el círculo de porción de tierra a trasladar junto con el níspero. Allí se llevaron las raíces que el árbol necesita para su trasplante”.

Contexto de la noticia: Comienza la reposición de los 84 árboles que talaron en Colombia con la 80

Según la funcionaria, “es un proceso complejo y agresivo para el árbol, equivalente a una intervención quirúrgica a una persona, porque en cada corte de raíz que se hace se afectan flujos de alimentación y sostenimiento. Por esta razón, se realizó el proceso de forma paulatina para que tenga tiempo de recuperarse”.

En la mañana de hoy, en medio de una serenata en la que participó el hijo del vecino que sembró el árbol, finalmente se llevó a cabo el trasplante del níspero. Para mover este árbol de 14 metros de altura y alrededor de 18 toneladas de peso, incluyendo las raíces, fue necesario usar una grúa de 150 toneladas.

La ingeniera Orjuela, antes de comenzar el proceso, aclaró que era normal que se quebraran algunas ramas durante el traslado, por lo que iban estar pendientes de su cicatrización. De igual manera, recordó que la recuperación del árbol podría tomar cerca de un año, razón por la cual durante ese tiempo algunas ramas, especialmente las superiores, podrían verse secas. Además, no descartó la posibilidad de que la especie no aguante el trasplante y se muera.

Por otro lado, Mauricio Jaramillo, ingeniero forestal y gran conocedor del arbolado urbano, explicó que “con el trasplante el sistema radicular del árbol se verá afectado y se demorará muchos años en restablecer y recobrar sus condiciones naturales. Por su tamaño, este proceso podría tardar entre 20 y 25 años. Así lo muevan un par de metros el árbol no será el mismo”.

El experto explicó que durante estos procesos, los árboles trasplantados pueden morir o enfermarse, incluso varios años después de que se encuentren en su nuevo punto.

Lea además: Antiguo mural fue rescatado en las obras del intercambio de Colombia con la 80

Aquí estuvo, por más de seis décadas, el níspero.

Las raíces del árbol están ligadas a los Vásquez Camargo

En 1960 Roberto Miguel Vásquez Lozano y su esposa Emelina Camargo, en compañía de sus 5 hijos, llegaron a Medellín provenientes de San Jacinto, Bolívar, con sueños e ilusiones para sacar adelante a su familia. Fueron unos de los primeros vecinos que fundaron este sector residencial de la calle 50 o Colombia.

Y allí fue donde Roberto Vásquez, a pesar de las condiciones climatológicas desfavorables, sembró el níspero costeño. Con mucha dedicación lo cuidó y lo mantuvo para que creciera fuerte.

Le sugerimos: Si te encanta Laureles únete a este grupo de Facebook

Julia Pertuz, esposa de uno de sus hijos, cuenta que “este árbol ha estado por más de 60 años como la familia Vásquez Camargo, antes de que nos desalojaran de nuestra casa y de nuestro negocio, para la construcción del puente. Nuestro restaurante era de comida de mar, allí se tomaba el mejor jugo de níspero de la ciudad, gracias a este árbol”.

Según la vecina, la especie “no será talada gracias a los derechos de petición que enviamos a la Edu para su conservación y que no tuviera el mismo destino de los 80 árboles que estaban cercanos a la zona del puente”.

Por varias décadas el árbol estuvo apacible en un antejardín de la calle Colombia, entre las carreras 78A y 79.

Este níspero fue declarado patrimonio por la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín debido a su valor histórico y fue “trasplantado al patio del lote donde estaba la casa de nuestra familia, como un símbolo de que nuestra vivienda fue arrebatada para darle progreso a la ciudad”, añadío Pertuz.

Durante el acto de traslado, Julia Pertuz repartió semillas de níspero a los asistentes para homenajear al árbol que por más de medio siglo acompañó a la familia Vásquez Camargo.

De interés para usted: Reciba gratis en Whatsapp las últimas noticias de Laureles

Por Alexis Carrillo y Santiago Castro
gente@gente.com.co