Así fue el crecimiento de la UPB en 84 años de existencia

Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín celebra sus 84 años de fundación

Así fue el crecimiento de la UPB en 84 años de existencia

Con la llegada de la Universidad Pontificia Bolivariana a la comuna 11 se transformó el entorno, haciendo que familias enteras poblaran el costado occidental del río y consolidando la construcción de nuevas casas y comercios. El campus es querido por los vecinos, ya  que aparte de ser un lugar para la enseñanza, es un espacio que propicia la realización de eventos.

Aunque esta institución de educación superior inició sin infraestructura física en una casa prestada en el centro de la ciudad, en la carrera Bolívar, el arzobispo Tiberio Salazar Herrera gestionó la compra de los lotes en la comuna 11, que en 1936 comprendían muchas más hectáreas de las que tiene actualmente.

Según Julio Jairo Ceballos, rector de la UPB, “hoy en día contamos con 20 hectáreas, pero en ese tiempo eran muchísimas más, era un terreno que abarcaba hasta las instalaciones del estadio, todo el barrio San Joaquín y parte del barrio Fátima, donde estaba una finca. El terreno se compró en ese tiempo por $100.000 pesos con un crédito amplio que se va pagando con el tiempo”.

La venta de algunos lotes a privados propició un soporte financiero para el desarrollo de la ciudad universitaria. Las primeras facultades con las que iniciaron su proceso de enseñanza fueron derecho, química industrial, arquitectura, ingeniería mecánica y eléctrica, carreras que respondían a las necesidades de la ciudad.

Lea además: FOTOS: La Universidad de Medellín celebró sus 70 años

Posteriormente, aparecen carreras técnicas y otros pregrados como trabajo social, humanidades y la Facultad de Medicina, que había sido inaugurada pero fue cerrada. Al año siguiente de fundación de la universidad se creó el colegio, con el fin de tener un semillero preparatorio para jóvenes, que luego entrarían en una de las facultades.

Mauricio González, estudiante de derecho en los años setenta, recuerda con cariño que en su universidad había mangas muy grandes, incluso tenía que coger 2 buses para llegar al campus porque vivía en el barrio El Salvador y el transporte no era tan bueno.

“Yo estudié derecho y recuerdo las charlas e idas a tomar café y cervezas con amigos. En ese tiempo estaba monseñor Félix Henao, quien daba unos sermones cuando nos veía que no estábamos haciendo nada”, comentó el vecino.

Le sugerimos: En UPB también se graduaron de manera virtual

Para realizar el diseño del barrio circundante, desde la universidad crearon un concurso que fue ganado por el maestro Pedro Nel Gómez, el cuál diseñó está zona a partir de circulares, tomando el ejemplo de París, Francia, como una ciudad que se construye a partir de radios.

Para Ceballos “ha sido imponente el crecimiento de la institución porque aparte del campus cuenta con una clínica médica, 8 escuelas del aprendizaje, 5 líneas de investigación, convenios internacionales y sedes en otras ciudades”.

Para conmemorar sus 84 de existencia, durante septiembre se realizarán de manera virtual eventos académicos y culturales, entre ellos la exposición de Artistas Bolivarianos y se otorga un reconocimiento a aquellos empleados que cumplen un aniversario importante.

De interés para usted: Docentes de UPB crean mascarillas con nanotecnología y agentes antivirales

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co