Restaurantes de El Poblado buscan estrategias para su reapertura

Restaurantes de El Poblado (Medellín) buscan estrategias para su reapertura

Restaurantes de El Poblado buscan estrategias para su reapertura

Aquello que llamábamos como el  “parche de tardeada” en la zona rosa de El Poblado y otros sectores comerciales, hoy se convierte en un panorama extraño, contrastado por la incertidumbre y la creatividad. Fue un sábado, 3 p.m., un día y hora perfectos para que en tiempos normales y veraniegos los paisas y turistas recorrieran estas zonas para hacer de su fin de semana un gran plan.  Nuestra primera estación, Provenza. Bajamos al parque Lleras, salimos a la calle 10 y bajamos hasta el parque de El Poblado… hay historias, hay otra percepción de la vida.

De izquierda a derecha, Alexander Jímenez, Lucas Peláez y Pedro Nel Román, comerciantes que hoy presentan sus estrategias. Foto: Daniel González.

Lea también: Comerciantes de Laureles están optimistas por mejorar sus ventas

Ya no hay competencias

Es como si la pandemia producida por el coronavirus (covid-19) se hiciera presente para darnos una lección. Y es así como lo han visto algunos de los comerciantes afectados por esta situación. “Hemos permanecido firmes, dándole fuerza a los domicilios y abriendo más sedes. La más reciente es en Laureles”, afirma Elena Peláez Gaviria, emprendedora y socia de la hamburguesería Grillé, ubicada en Provenza.

Estas palabras contrastaban con sus alrededores. Letreros que piden la ayuda urgente del Gobierno… u otros que cerraron sus puertas definitivamente.  El clima estaba perfecto para extrañar la vida normal, esa misma que nos permitía una ‘tardeadita’ sin imaginarnos que una crisis de esta magnitud llegaría pronto. Y esos chispazos de buen ambiente aún quedan en la carrera 43 B, a un costado del parque de El Poblado.

En nuestro recorrido hasta llegar a este sector, nos encontrábamos con uno que otro local abierto solo con domicilios. Los murales de la calle 10, como si extrañaran a sus visitantes y que aún los esperan con su radiante color. En uno de los locales de la 43 B se encontraba, sentado en su silla, Pedro Nel Román, propietario de las famosas Costillas de Pedro.

Lea además: Pese al cierre de Casa Molina, Álvaro seguirá cocinando

Él, junto a sus colegas comerciantes: Bocanada, Germán y Latinería bar, quisieron unirse como buenos vecinos para crear el proyecto que ellos llaman ‘La experiencia 43 B’ o ‘Experiencia 5 sabores’. “Queremos que las personas vengan y sean atendidas desde sus carros (de a dos personas cada automóvil). Cada local le brinda su experiencia gastronómica. Todo esto a un costo favorable y con la unión de todos nosotros”.

Con los respectivos protocolos de bioseguridad, este evento se viene realizando los domingos y festivos. “Esto nació desde la necesidad de hacer cosas diferentes, pero que se parezcan a las que hacíamos antes. Y así volver a enamorar a la gente para que disfrute de este sector”, explica Alexander Jiménez, propietario de la Bocanada Parrilla Bar.  A paso lento, pero con esperanzas, así avanza la vida comercial en esta zona del suroriente de Medellín, un incentivo para regresar de a poco, pero con nuevos planes.

Finalmente, aún no se tiene fecha para llevar a cabo pruebas piloto en los restaurantes de El Poblado, pues se está a la espera de la autorización por parte del Gobierno Nacional para dichas reaperturas, en las que se tendrían en cuenta todos los protocolos de bioseguridad establecidos.

Le sugerimos: Reciba gratis en WhatsApp las últimas noticias de El Poblado

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co