A pesar de la crisis, el comercio en la calle 10 sigue vivo

Reapertura de los negocios de la calle 10 en El Poblado, Medellín

A pesar de la crisis, el comercio en la calle 10 sigue vivo

Caminando y caminando por este sendero de la llamada reapertura económica llegamos a uno de los sectores comerciales más importantes de Medellín. La calle 10 de El Poblado es uno de los mayores medidores de cómo los comerciantes están viviendo este nuevo proceso y de qué tan golpeados quedaron por los meses de cuarentena.

Foto: Camilo Suárez

Panaderías, reposterías, tiendas, bares, hostales, locales de ropa, restaurantes, entre otros negocios, hacen parte de la calle 10, en donde algunos de sus propietarios y empleados quisieron contarnos sobre su experiencia con la pandemia y de la nostalgia que sienten al saber que sus vidas cambiaron por completo. Ellos representan a aquellos emprendedores que no se rinden ante una crítica situación y a los que les puede más el amor por sus negocios y clientes de toda la vida.

Lea también: ¿Grafiteros han respetado los murales de la calle 10 en El Poblado?

No se rinden

“Vamos a medias. Las cosas nunca volvieron a ser igual. Estamos sobreviviendo, pero esto ya no es lo mismo”, dice Magdalena Rincón, propietaria de la Panadería La 10, uno de los negocios que más trayectoria tiene en el sector. Con cerca de 22 años de existencia, este reconocido lugar continúa atendiendo a sus clientes, pero con la nostalgia de recordar a una zona viva y llena de vecinos y extranjeros.

“Tenemos la esperanza de recuperarnos más porque el gremio de la panadería no fue tan golpeado. Acá hay clientes muy fieles que siguen llegando y esta marca de tantos años pesa mucho”, agrega Magdalena, quien es optimista ante la situación, pero pide que los auxilios prometidos por el Gobierno sí lleguen para así conservar el trabajo de sus empleados.

Fotos: Daniel González J.

Más de 40 años…

Para dicha de todos los pobladeños y medellinenses, la repostería El Portal, con más de 40 años de tradición, sigue viva y luchando en contra de la pandemia. Más que un tema de marca, este lugar es uno de los sitios insignias de una Medellín que le gusta ‘parviar’ a cualquier hora del día, especialmente en las tardes.

“De a poco nos estamos levantando, como todos los que de alguna u otra manera nos aporreó esta pandemia. Vemos con mucha alegría que la gente regresó y se puso contenta porque su negocio de toda la vida sigue en pie a pesar de la crisis”, comenta Alejandra Ospina, asesora de ventas de la repostería.

Considerada como “la repostería más fina de Medellín”, este sitio continúa adornando la calle 10, uniéndose también con los demás colegas del sector para salir adelante… juntos y sin pausa.

Lea además: Historia de terror en una casa de la calle 10 de El Poblado

Un fuerte golpe

No ha sido nada fácil para Luz Edilma Jaramillo, administradora y propietaria del bar La Ponderosa, ubicado en el edificio La Plaza del Poblado, de los más visitados en tiempos de normalidad.

“Está muy dura la situación, especialmente para los bares. El fin de semana de ley seca sentimos de nuevo ese golpe del cierre. Mire, las neveras sin surtido y con la energía cortada porque no ha habido con qué responder. Este es un mensaje para el Gobierno y autoridades locales, también, para las agencias de arrendamientos. Pónganse la mano en el corazón y miren esta situación tan crítica”, asegura doña Luz.

Hasta el momento, esta vecina no ha querido cerrar su negocio porque confía en que la situación puede mejorar. Fuerza y fe, también presentes en la calle 10.

Le recomendamos: La calle 10, en las mañanas, se convierte en un basurero

Por Daniel González Jaramillo
danielgj@gente.com.co